•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Pidiendo un fallo de culpabilidad para los 21 reos acusados que son procesados en el juicio conocido como Fariñas-Osuna, el fiscal auxiliar, Giscard Moraga, solicitó a la jueza Adela Cardoza declarar culpable a todos los imputados.

“La Fiscalía le pide para todos los acusados --21-- un fallo de culpabilidad”, expresó el representante del Ministerio Público al concluir sus alegatos, que se extendieron más allá de las tres horas.

Para el representante del Ministerio Público, durante el proceso “se demostró la responsabilidad penal de todos los acusados”, señalando que esa institución quedó satisfecha con la prueba aportada en contra de los indiciados.

La solicitud del Ministerio Público fue secundada por el procurador penal auxiliar, Francisco Mairena, quien al iniciar sus alegatos aseguró que esa institución en representación del Estado cumplió con lo que se comprometió al inicio del juicio, que fue demostrar la culpabilidad de todos los reos.

Los representantes de la Procuraduría y de la Fiscalía durante sus alegatos descargaron gran parte de la prueba sobre el exmagistrado suplente del Consejo Supremo Electoral, CSE, Julio Osuna Ruiz, quien supuestamente era el líder del tercer grupo que integraba esta célula de presuntos narcotraficantes al servicio de Alejandro Jiménez, alias “El Palidejo”.

Fuego sobre Osuna

Al mencionar al exmagistrado del CSE, Julio Osuna, el fiscal auxiliar, Giscard Moraga, dijo que este se valió de su cargo de servidor público para convertirse en “servidor del crimen organizado, cedulando a extranjeros vinculados con el crimen organizado”.

Moraga se refirió en estos términos al exmagistrado electoral, porque según la acusación presentada por el Ministerio Público, este fue quien ordenó la emisión de una cédula de identidad a nombre de José Fernando Treminio Díaz, quien resultó ser “El Palidejo”.

Jiménez está preso en Guatemala a espera del juicio donde el Ministerio Público de ese país, le acusa en calidad de autor intelectual por el atentado criminal donde murió el trovador argentino, Facundo Cabral, pero donde el blanco era el otrora empresario de espectáculos Henry Fariñas Fonseca.

El procurador auxiliar, Francisco Mairena, en el inicio de su intervención aseguró que Julio Osuna Ruiz, también ceduló al narcotraficante colombiano, Alberto Ruiz Cano, señalado como autor de la masacre acontecida en 2009 en la comunidad de Walpasiksa, en la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, donde fueron asesinados varios policías y miembros del Ejército.

El fiscal Moraga, al igual que el procurador Mairena, durante sus alegatos, destacaron como una de las principales pruebas aportadas en el juicio contra cuatro de los 21 acusados, el testimonio de Carolina González, quien luego de logar un acuerdo con el Ministerio Público pasó de acusada a testigo.

A otro que le “llovió” durante los alegatos de la Fiscalía y de la Procuraduría, fue al empresario Guillermo Terán Caldera, quien según los entes acusadores utilizaba su tienda de motocicletas Harley Davidson para lavar dinero, además, que tenía firma libradora en el Night Club Elite.

El fiscal Moraga mencionó que durante los años que Terán tuvo abierta la referida tienda, solo importó una motocicleta, aunque reconoció que una agente aduanera al declarar como testigo, aseguró que importaba hasta 80 motos Harley Davidson en el año. Al cierre de esta edición, los abogados defensores se disponían a iniciar sus alegatos en favor de sus clientes.