•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un niño con Síndrome de Down merece tener las mismas oportunidades escolares que cualquier otro menor. Sin embargo, en Nicaragua los maestros de los colegios públicos no están realmente preparados para atender a los niños y niñas que nacieron con esta condición.

En ese contexto y tomando en cuenta que el 20% de la población nicaragüense posee algún tipo de discapacidad, la Fundación 21 realizará del 11 al 13 de octubre próximo el primer congreso nacional en educación y discapacidad intelectual, apoyado por Telefónica Movistar.

“Estamos lejísimos, los maestros no están preparados en realidad para atender el universo de alumnos, aunque existan las leyes y los programas, pero nos hace falta. Nos interesa mucho ayudar a los papás para que sepan cómo sacar adelante a un niño con Síndrome de Down”, explicó la fiscal de la fundación, Karina Mierisch.

Los niños con Síndrome de Down son capaces de ser grandes profesionales, considera la presidente de la fundación, Nallive Molina, quien cree que hace falta “voluntad” gubernamental para mejorar el acceso a la educación de este segmento poblacional, pues aún sigue siendo mínimo el porcentaje que logra gozar de ese derecho constitucional.

“Hay mucho acercamiento con el Ministerio de Educación, así que creemos que hay apertura, y sabemos que se puede lograr, aunque en todo hay dificultades”, manifestó Molina.

Durante el congreso, un médico de Argentina especialista en Síndrome de Down impartirá charlas al respecto. Además, se abordarán temas sobre educación inclusiva, fisioterapia, y todo lo relacionado con la psicología por los problemas de aceptación en cada familia cuando nace un nuevo miembro con esta condición.

“Creemos que este tipo de eventos son necesarios en el país porque fortalecen las capacidades de los padres de familia”, destacó Catalina Chávez, experta en responsabilidad corporativa de la telefónica.