•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tratando de ayudarse, Jorge Luis Acevedo, exasesor del otrora magistrado del Consejo Supremo Electoral, CSE, Julio César Osuna Ruiz, terminó empeorando su situación en el juicio donde es acusado por delitos de narcoactividad, al declarar como testigo la noche del viernes.

Visiblemente nervioso, Acevedo hizo al menos dos revelaciones incriminatorias en su contra al declarar como testigo. La primera es que, por “comodidad”, en algunas ocasiones utilizó el despacho del exmagistrado Osuna en el CSE para hacer entrega de escrituras y de otros documentos legales.

Acevedo también se incriminó al afirmar que la escritura de la sociedad anónima “Shijab”, donde aparecen como socios su exjefe, Julio Osuna, y Leticia Flores, esposa del presunto narcotraficante mexicano José Chaperón, conocido como “Diente de Lata”, tenía como propósito que Flores obtuviera con mayor prontitud la nacionalidad nicaragüense.

El reo justificó la acción antes referida afirmando que en el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, a los extranjeros que conforman sociedades anónimas, que “traen inversiones”, les agilizan la nacionalidad nicaragüense.

A la pregunta del representante de la Procuraduría, sobre si Julio Osuna firmó la escritura de constitución de la referida sociedad anónima, Acevedo respondió que no, porque el exmagistrado lo tenía al lado.

Confirma retiros de dinero

Acevedo también confirmó que en dos ocasiones retiró dinero a nombre suyo, pero que era del exmagistrado Julio Osuna. Según el reo, él aceptó esta situación por la amistad que lo une con su exjefe.

“La primera vez, me dijo el exmagistrado Osuna --Julio-- que se trataba de un dinero que le enviaban por la venta de un automóvil, y la segunda vez, porque había vendido un terreno y que se había ganado una comisión.

A pregunta del representante del Ministerio Público, Acevedo dijo que su trabajo de asesoría consistía en explicar a las personas a quienes les era rechazado su trámite de cedulación, las razones por las cuales la Dirección de Cedulación no se los había aceptado.

Despacho tramitaba 50 cédulas semanales

Acevedo reveló que en los primeros años, después de tomar posesión de su cargo Osuna Ruiz en el CSE, en el despacho de este se tramitaban semanalmente unas 50 cédulas, mediante la modalidad de “trámite especial”.

Según el exfuncionario del CSE, esa cantidad se redujo en los últimos años que estuvo Osuna como magistrado electoral, “por razones políticas”, agregando que eso sucedía en ese despacho porque eran vistos como liberales.

En un intento por revertir lo dicho en su contra por Carolina González, exsecretaria de Osuna, Acevedo afirmó que era ella quien mandaba en el despacho del otrora magistrado cuando él no estaba.

“Cuando no estaba el exmagistrado Osuna --Julio-- quien mandaba en el despacho era Carolina González, porque ella ostentaba el cargo de asistente administrativa, y si ella no estaba el despacho estaba apagado”, aseguró Acevedo.

Jueza: "No soy su amiga"

Durante su testimonio, Acevedo fue tratado con severidad por la jueza Adela Cardoza, quien en un momento le dijo en tono fuerte que ella no era su amiga, que tampoco pretendía serlo, y que si lo fuera, se habría separado de la causa.

Al final del juicio donde también se juega su futuro legal, William Vargas Conrado, otro de los acusados en el caso Osuna-Fariñas, la jueza Cardoza anunció que el mismo continuará el próximo miércoles 26 de septiembre, con los alegatos finales.

Cabe mencionar que Acevedo y Vargas fueron separados del juicio principal donde son acusados otros 21 reos por ser los presuntos miembros de una célula al servicio del narcotráfico internacional, liderada por Alejandro Jiménez, alias “El Palidejo”, ya que ambos decidieron cambiar de abogado.