•  |
  •  |
  • END

El treinta aniversario del Movimiento Comunal Nicaragüense (MCN) fue conmemorado ayer por delegados y representaciones de habitantes de todos los departamentos del país, quienes iniciaron su actividad con una marcha que salió de la Universidad Centroamericana y culminó en la Cancha de la Colonia Miguel Bonilla, en las faldas del Cerro Mokorón.

Douglas Pérez, coordinador nacional del MCN, señaló que a treinta años, esta organización que nació como retaguardia de la insurrección popular de 1978, se plantea nuevos retos, entre los que destacan movilizaciones en contra de las privatizaciones, apoyo a campañas urgentes para Nicaragua, como alfabetización, mortalidad infantil, violencia intrafamiliar y la lucha por mantener y mejorar las condiciones de los recursos naturales.

El que hayamos concluido la marcha en este lugar, dijo Pérez, es porque en el MCN queremos una Nicaragua verde y Mokorón es representativo de las iniciativas que pretendemos impulsar en todo el país.

“Para nosotros no se discute, el Cerro Mokorón debe ser declarado área protegida, incluso durante el acto se realizará la declaratoria simbólica de este lugar, pero coincidimos en que debemos defender no sólo la parte alta sino también las laderas, porque están hiriendo el cerro, como ocurre lastimosamente con el estadio nacional de fútbol que se construye en él; creemos en la palabra empeñada por el Ejército de Nicaragua que aseguró que no construirá en el cerro”, dijo el señor Pérez.

Demanda social
Por su parte, Julio Sánchez, oficial de incidencia del Centro Humboldt, señaló que la presencia de miles de personas portando mantas a favor del cerro Mokorón es una demostración de que la solicitud de declaratoria como área protegida no es “una locurita de un grupo sino una demanda de la sociedad”.

“Nosotros continuaremos respaldando la iniciativa de la comunidad, mantenemos que el cerro Mokorón merece ser declarado área protegida, porque cuenta con las características necesarias que lo acreditan para la misma”, señaló Sánchez.

Si bien en la marcha hubo una delegación de estudiantes y catedráticos de la Facultad de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, se notó la ausencia de los miembros y líderes de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (Unen), que en días pasados se comprometieron a luchar por el Mokorón.

Servidor de la comunidad
Durante el acto se les impuso a cincuenta representantes y líderes del MCN la orden “Servidor de la Comunidad”, que es la máxima distinción de esta organización para aquellas personas que se han destacado en su labor en pro de la defensa de los derechos humanos de los habitantes de su comunidad.

Enrique Picado, representante del MCN, leyó la declaratoria de la orden que señala que la misma es otorgada a personas con más de quince años de trayectoria reconocida por su aporte constructivo y crítico así como su empeño para mejorar las condiciones de su comunidad.