•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las fuerzas de seguridad panameñas han triplicado la retención de indocumentados extranjeros que ingresan al país por la selva del Darién, fronteriza con Colombia, informó la prensa local.
       
De acuerdo con el diario Panamá América, el Servicio Nacional de Fronteras, Senafront, ha interceptado a 2,384 extranjeros, de estos más de 1,800 son cubanos, cuya repatriación se dificulta por no portar documentos de identidad.
       
Las aprehensiones que ha efectuado el Senafront en lo que va de 2012 casi cuadruplican las que hizo en todo el año pasado, de 632.
       
De este total, 1,893 son de nacionalidad cubana, 147 son nepaleses, 85 somalíes y 70 son de Bangladesh. El resto proviene, en su mayoría, de países como Eritrea, Costa Rica, Nicaragua, Pakistán, Sri Lanka, Honduras, Ecuador y Colombia, detalla el rotativo.
       
La retención de cubanos durante los últimos tres años va en aumento, resalta, ya que en 2010 fueron 70; en 2011, 298 y en lo que va de 2012 se han registrado 1.893 casos.
       
El director del Servicio Nacional de Fronteras, Frank Ábrego, destacó que a muchos de estos ciudadanos, antes de ser remitidos al Servicio Nacional de Migración, SNM, se les da asistencia humanitaria.
       
"Estas personas, en muchos de los casos, son ubicadas en malas condiciones reflejando evidentes síntomas de deshidratación y desnutrición, debido a que llevan más de una semana deambulando por la selva panameña, luego de ser dejados a su suerte por los 'coyotes' (traficantes de personas)", describe.
       
El SNM indicó que la cifra de extranjeros que han sido deportados en los primeros cinco meses de 2012 es de 192 ciudadanos, a un coste de 68,931 dólares, que debe ser cubierto con el fondo de repatriación generado por los pagos que hacen los emigrantes que legalmente se registran en Panamá.