•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

La embajadora de Australia, Katrina Cooper, sostuvo un encuentro con estudiantes, maestros y padres de familia de una escuela rural de Terrabona, Matagalpa, donde constató los alcances y beneficios del Programa de Merienda Escolar, que implementan las autoridades educativas gracias al aporte económico de diversos países, entre ellos el de esa lejana nación.

Cooper, quien es embajadora en México y concurrente ante Nicaragua, visitó la comunidad Las Joyas y repartió alimentos calientes a los pequeños estudiantes de la pequeña escuela de la localidad, una de las beneficiadas con las meriendas que reparte el Ministerio de Educación, Mined, con el acompañamiento del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, PMA.

Gracias a la contribución del Gobierno de Australia, el PMA logró proveer alimentos calientes en sus escuelas a 75,708 estudiantes. La merienda incluye arroz, maíz, frijoles, cereal fortificado y aceite vegetal de soya, ingredientes que preparan los padres de familia, quienes se las ingenian para agregar vegetales y variar el menú.

Australia es uno de los más importantes donantes del programa de meriendas escolares en Nicaragua, y a través de la Agencia Australiana para el Desarrollo Internacional, AusAID, brindó en los últimos tres años una contribución anual de 1 millón de dólares australianos (US$ 968,000 estadounidenses) para proveer una merienda nutritiva a estudiantes de primaria de escuelas públicas situadas en zonas de alta inseguridad alimentaria.

“Es muy interesante ver cómo los niños estudian, cuáles son las condiciones en su escuela, cómo comen y cuán involucrados están los padres de familia en la educación y en la alimentación de sus hijos, que es lo que hace realmente exitoso este programa. Estamos muy contentos de poder contribuir con la alimentación de los niños y niñas nicaragüenses”, expresó la embajadora Cooper durante la visita a la escuela, en la que los estudiantes le obsequiaron manualidades.

Luisa Castillo, maestra de cuarto grado de la escuela Las Joyas, expresó que la posibilidad de brindarles una merienda saludable a sus estudiantes, ayuda no solo a mejorar la nutrición de los infantes, sino también al rendimiento académico y a la retención escolar, que en este centro de estudio es del 98%.

Por su parte, el representante del PMA, Helmut W. Rauch, reconoció que el programa de meriendas es posible por “las valiosas donaciones de los países amigos. Agradecemos profundamente al gobierno de Australia que trabaja conjuntamente con el gobierno de Brasil para poder traer estos alimentos para los niños nicaragüenses”.

Australia estableció una colaboración con el Gobierno de Brasil para asumir los gastos del transporte de las contribuciones de arroz y frijoles realizadas por este país sudamericano.