•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Cada vez que llueve, no solo la calle del barrio “Jorge Salazar”, en el Distrito VI, se convierte en cauce, ahora más de 50 viviendas son el “desaguadero” de las aguas pluviales, sin contar que en medio de los terrenos donde están ubicadas sus casas pasa un canal que la comuna construyó con el fin de evitar las inundaciones, sin embargo, la obra ha servido de poco y los problemas han incrementado.

La casa de Liz Elieth Espinoza no solo se ve afectada por el mal estado del techo, sino que por la parte trasera de la vivienda, la corriente se abre paso, y por la calle de enfrente el agua de los puntos más altos también ingresa a su hogar.

Con la lluvia del pasado viernes, la mayoría de enseres de Espinoza quedaron inservibles, y fue hasta que vio el problema, que el CPC del barrio recurrió al Distrito VI de la comuna para garantizarle un Plan Techo a la familia, compuesta por seis personas, sin embargo, el mayor peligro proviene de las fuertes corrientes que convierten en una isla a 50 casas del “Jorge Salazar”.

Cauce entre las casas

“Ahí al otro lado (detrás de la casa) son áreas verdes, pero es una corriente fuerte la que viene a caer, ahí en la otra fila de casas el cauce pasa en medio de ellas, hasta tuvieron que poner un puente para pasar. ¡Es horrible cómo se pone!”, agregó Espinoza.

Por su parte, María de Jesús Díaz indicó que ella recibió un rollo de plástico negro de parte de las autoridades distritales para que resuelva, pero asegura que las paredes de su casa se manejan húmedas por la gran cantidad de agua que pasa por el terreno, y que a veces les llega hasta las rodillas.

Agregó que el problema incrementó por los trabajos que hace dos meses ejecutaron cuadrillas de la municipalidad en el cauce que cruza las calles y los terrenos de otras viviendas. “Lo acaban de hacer, pero lo dejaron mal hecho, horrible está, se está socavando, y ahora los carros no pueden pasar bien”, explicó.

El barrio es considerado un punto vulnerable en la capital.

Para este año, el Plan de Inversión Anual de la comuna destinó un poco más de C$5 millones para el mejoramiento vial que no se ha ejecutado, y para la construcción de 320 metros lineales de canaletas para que condujeran mejor el agua pluvial, obras que están afectando aún más a los pobladores.