Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

La directora general de la Policía Nacional reiteró que los tres comisionados generales ascendidos la noche del 5 de septiembre por el Presidente Daniel Ortega no son subdirectores generales de la Policía Nacional.

“No son subdirectores”, aseguró de forma categórica la jefa policial, afirmación con la que pretendió aclarar la confusión que se produjo tras el decreto presidencial que ordenó el ascenso en grados de los comisionados mayores Francisco Díaz, Mercedes Ampié y Róger Ramírez a comisionados generales.

El pasado 5 de septiembre, tras finalizar la misa para la Policía Nacional en la Catedral de Managua, Granera declaró que los ascendidos seguirán siendo el jefe de Managua, de Seguridad Pública y de la Comisaría de la Mujer y Niñez “con grados de comisionado general y con rango de subdirector, pero siendo efectivo los cargos que han mantenido hasta el día de hoy”. Granera reiteró que los ascendidos “no son subdirectores, he dicho rango con el grado de comisionado general”, dijo la jefa policial, quien explicó que en el caso del Inspector General, Juan Báez es comisionado general, pero no es subdirector de la Policía. Él “tampoco es subdirector”, afirmó.

Esa misma fecha, la jefa policial habría asegurado que la Policía requería realizar una reforma a la Ley de la Policía, conocida también como Ley 228, afirmando que cuando fue establecido el grado de comisionado general la Policía estaba integrada por 6 mil efectivos, ahora la componen 11 mil miembros.

Con el ascenso de 22 comisionados a comisionado mayor, suman en la actualidad un total de 55 comisionados mayores en la lista de oficiales superiores de la Institución.

Pero ahora la jefa policial prefirió dejar atrás el tema de las reformas a la Ley de Policía, al asegurar que “ahorita estamos con una serie de planes y en combate permanente con el narcotráfico”.

La preocupación de la Policía es mantener los niveles de seguridad de la población, por ello trabajamos las 24 horas del día, afirmó.