•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La primera planta de generación solar que operará en Nicaragua, cuya construcción se inició en agosto del año pasado, ya se encuentra casi lista, según informaron fuentes de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica, Enatrel.

Actualmente la planta localizada en el departamento de Carazo y que utilizará los rayos del sol para generar 1.38 megavatios, con los cuales unas 1,100 viviendas recibirán energía, presenta un avance de la ejecución física del 91%, con la instalación de un total de 5,880 paneles solares fotovoltaicos.

Según Enatrel, los paneles fueron elaborados con material silicio cristalino, los cuales están sujetos sobre estructuras de acero galvanizado y atornillados a pedestales de concreto.

Inversión de casi US$12 millones

La planta contará con una subestación eléctrica y oficinas administrativas. Este proyecto tiene una inversión por el orden de US$11,982,958.00, provenientes de una donación del Gobierno de Japón y del Tesoro Nacional.

Esta planta forma parte del “Proyecto para la Introducción de Energía Limpia por Sistema de Generación de Electricidad Solar”, y será la primera generadora de este tipo cuya capacidad superará 1 Megavatio, y estará enlazada al Sistema Interconectado Nacional (SIN).

“Está previsto que la nueva obra comience a funcionar en enero de 2013, contribuyendo con la reducción del consumo de combustible fósil para la producción de electricidad. Ocupa un área de 4,700 mt² en una superficie de 2.8 manzanas de tierra, ubicadas en el kilómetro 59 a orillas de la carretera La Boquita-Casares, en La Trinidad, municipio de Diriamba. A finales de este 2012 se realizarán las pruebas de interconexión a la red de distribución, así como el entrenamiento técnico del personal que la operará”, detalló Enatrel por medio de un comunicado de prensa.

Pionera en Centroamérica

Esta obra es parte de los proyectos que desarrolla el Gobierno en la búsqueda por diversificar la matriz energética del país. De acuerdo con informes de Enatrel, la planta solar se constituye como la pionera en la región centroamericana

Entre los beneficios socioeconómicos que dará este proyecto al país se destacan la reducción de 1,100 toneladas de CO (dióxido de carbono) emitidas a la atmósfera; la incorporación anual de 1,980 MWh (Megavatios hora) al SIN, para cubrir la demanda de 1,100 viviendas al año, con consumos aproximados de 150 kilovatios hora-mes.

Posterior a la puesta en marcha de la estación solar, al mes se prevé la creación de una base de estudios de referencia para escuelas y universidades, también para instituciones estatales y privadas, sobre instalaciones similares a esta.

Actualmente, la producción de energía en Nicaragua se genera en un 65% a base de combustibles fósiles, mientras que un 35% proviene de recursos renovables.