•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Luis Alexander Cordero Sánchez, acusado de haber privado de la vida al universitario Bayardo Pérez  la madrugada del pasado sábado en la Discoteca “Broder”, aseguró que él actuó en defensa propia, respondiendo a las “agresiones” del ahora occiso.

“Ellos brutalmente me atacaron, querían acabar con mi vida. Fue en defensa propia. El arma era mía, tengo portación. No amenacé nunca a nadie”, reiteró Cordero Sánchez al ser abordado por los medios de comunicación, antes de que se realizara la audiencia preliminar del caso.

El señalado, quien se encuentra convaleciente en el Hospital Roberto Huembes, sostuvo que desde que él entró al centro nocturno, ya había entrado con el arma y no después, como destacó en un comunicado el grupo Cigar Zone, dueño de la discoteca “Broder”, ubicada en carretera a Masaya.

“Eran doce los que me estaban agrediendo, a silletazos, con botellas y vasos de vidrios”, apuntó Cordero horas antes de que la jueza Noveno de Distrito Penal de Audiencia de Managua, Indiana Gallardo, quien está cargo del caso, le dictara prisión preventiva.

Al ser consultado sobre  el vínculo que este tenía con la joven Arminda Aráuz, a quien señalan de ser “la manzana de la discordia”, respondió que no conocía a la mujer. “Yo soy casado, andaba solo, es falso que haya sido por celos”, enfatizó Cordero.

La judicial citó para  la audiencia inicial del caso el próximo 3 de Octubre a las 9:00 de la mañana, cuando también será procesado Steven Rosales, por la coautoría del crimen contra el universitario.