•  |
  •  |
  • END

Los representantes del organismo Oxfam de Gran Bretaña y del Centro de Investigaciones de la Comunicación, Cinco, se presentaron ayer al Ministerio de Gobernación, Mingob, donde representantes de la institución negaron haber hablado en algún momento de que sus organizaciones triangularan y lavaran dinero, tal como dijeron medios oficialistas.

Carlos Fernando Chamorro, periodista y miembro de la directiva de Cinco, dijo confiar en las palabras de Gustavo Sirias Quiroz, director de Registro y Control de Asociaciones del Migob, quien les aseguró que la institución no estaba llevando a cabo una persecución de ONG, y libró plenamente su responsabilidad en lo que le compete a su oficina. Lo único solicitado era poner en regla su documentación, ya que no se había notificado la selección de la nueva junta directiva de Cinco, la cual fue reelecta en 2007, con vigencia de dos años.

Aclaran situación
Guillermo Rothschuh, secretario de la junta directiva de Cinco, indicó que en encuentro con el señor Sirias les dijo que la cita no era más que un acercamiento que tenía con todas las organizaciones no gubernamentales, y aclaró que no habló de triangulación, ni de lavado de dinero, tal como han afirmado los medios oficialistas. Además que comprobó que el convenio de apoyo, en el cual se involucra a Oxfam con Cinco y el Movimiento Autónomo de Mujeres, MAM, estaba legalmente establecido.

Chamorro comentó que la triangulación es una actividad que conlleva un elemento de ocultamiento que o es ilícito o está ligado evadiendo elementos de bloqueo legal.

“En nuestro caso no hay ninguna triangulación, pues es transparente entre tres organizaciones, que llenando los requisitos establecidos por los donantes, fuimos seleccionados al igual que varias decenas de organizaciones”.

Lo anterior lo explicaba mientras los medios de comunicación gubernamentales se empeñaban eufóricamente en discutir la legalidad de las actividades de esa organización, a pesar de que los señalamientos de supuesta triangulación y lavado de dinero fueron desmentidos por el mismo director de Registro y Control de Asociaciones del Migob.

Ante esto, Chamorro dijo comprender que los periodistas de los medios oficialistas solamente eran trabajadores, y son enviados por la dirección de los mismos contra algunas organizaciones civiles en una campaña de linchamiento, fuera de toda ética y de todo principio elemental periodístico.

Fondo común de donantes no es ilícito
Por su parte, Charles Grigsby Vado, director de país de Oxfam Gran Bretaña, señaló que el convenio en el cual se involucran Cinco y el MAM está enmarcado en un fondo común, en el cual participan recursos de Suecia, Finlandia, Dinamarca y Reino Unido, entre otras naciones que apoyan a organizaciones de otros países en su desarrollo local.

Estos convenios tienen que ver con temas específicos como salud, educación, sector rural y gobernabilidad, teniendo como su contraparte al gobierno. Pero para que las ONG se involucren, necesitan de una organización independiente para canalizar los recursos.

Explicó enfáticamente que el dinero no proviene de Oxfam, sino de los donantes mencionados, limitando la participación de Oxfam en llevar el control del dinero y en supervisar la manera en que se invierten en el cumplimiento de los objetivos planteados en los proyectos aplicados. De esto aseguró que todo está en la página web www.fondogobernabilidad.org.ni y mensualmente entregan informes al Ministerio de Relaciones Exteriores.

Cinco y MAM son sólo dos entre 87 ONG y organizaciones civiles que aplicaron en la tercera convocatoria. Una peculiaridad de esto es que el MAM, como no es una ONG y por lo tanto no posee personería jurídica, se asoció con Cinco para ser apoyados en su proyecto de gobernabilidad, proveído por el fondo común. Además, estos recursos no limitan el derecho a la organización civil a tener voz ante las realidades nacionales, ni restringen sus criterios.