•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Hasta junio de 2009, el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, reclamaba que diversas instituciones del Estado le adeudaban poco más de 10 mil millones de córdobas, reveló una auditoría especial de la Contraloría General de la República, CGR, practicada entre el 01 de enero de 2008 al 30 de junio 2009.

La deuda inicial sin intereses ni mantenimiento al valor era de C$2,436,445,039. De este monto, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, MHCP, solamente reconoce el 54%. Al menos C$1,089,098,485.67 de la deuda principal son negados como deuda, alegando que es incorrecta y que “la documentación de respaldo no tiene ninguna fuerza legal” que obligue a pagarla, mientras la CGR llama a ambas instituciones a conciliar los datos.

Una auditoría especial de la Contraloría General de la República, CGR, practicada entre el 01 de enero de 2008 y el 30 de junio 2009, y aprobada en sesión ordinaria del organismo fiscalizador el pasado 21 de junio de 2012, revela que diversas instituciones del Estado le adeudan al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, más de C$10,000 millones. Sin embargo, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público reconoce una ínfima parte.

Una copia del Informe de la auditoría especial No. IN-005041-2010, confirma que las cuentas por cobrar al Ministerio de Hacienda y Crédito Público, MHCP, en representación del Estado, suman más de C$10,000 millones, divididos así: C$2,436,445,039 corresponden a la deuda principal; C$7,213,232,235 a los intereses; y C$538,732,165 al mantenimiento de valor.

Las cuentas por cobrar por el INSS comprenden 11 categorías, entre las cuales, paradójicamente, algunas vienen arrastrándose desde 1979, desde la década de los años 80 y desde los años 90. Eso, según la auditoría especial de la CGR, ha complejizado el soporte de las operaciones, y, por ende, el reconocimiento por parte del MHCP.

“No tuvimos a la vista original, ni fotocopia de la documentación que soporte las operaciones. Las cuentas por cobrar que se mencionan en el detalle siguiente no cuentan con la documentación que las respalde”, cita la auditoría especial en su página 6, y se refiere a  las categorías de Cuentas por cobrar a entidades estatales, Convenios y Deuda No Negociada. En total, las cuentas por cobrar sin documentación de respaldo suman más de C$754.5 millones.

Los únicos conceptos de Cuentas por cobrar y de deuda que aceptó el MHCP, el 19 de febrero de 2010, se refieren a: Aporte Estatal, Pensiones Especiales y Convenio “La Selecta”. Sin embargo, aunque el MHCP reconoce esos conceptos, no coincide con el INSS en los saldos a pagar al 30 de junio de 2009.

En ese orden, mientras el INSS registra un adeudo por C$1,156,309,217.79 en lo que respecta a Aporte Estatal y Pensiones Especiales; el MHCP solo reconoce C$655,859,000.00, por tanto, hay una diferencia de C$500,450,217.79 por conciliar entre ambas instituciones. Esto ha resultado infructuoso hasta el momento.

Hacienda no reconoce deuda del CSE

El Ministerio de Hacienda y Crédito Público, MHCP, no conoce, entre otras, una deuda de la que existe información suficiente para ser reclamada por el INSS. Se trata de una deuda por C$4,133,111.96, por los aportes obrero patronal de 1999 del Consejo Supremo Electoral, CSE, a nivel nacional.

El INSS tiene como respaldo de esta deuda la nota de débito No. 00-3051/99 del 22 de diciembre de 1999, por las planillas de salarios del personal desde junio a diciembre de ese año, de las delegaciones departamentales del CSE.

Sin embargo, en comunicación del 23 de septiembre de 2008, el entonces ministro de Hacienda, Alberto Guevara, no reconoció el monto adeudado porque considera que “no existe la suficiente documentación legal que soporte la obligación de cancelar este monto al INSS”.

Asimismo, agrega la misiva, que el MHCP ha “cumplido” con la transferencia de fondos al Poder Electoral, tal como está establecido en la Ley de Presupuesto General de la República, y debe ser el CSE “quien deberá revisar los saldos de esas cuentas, y de ser aceptadas por ella, incluirlas en su presupuesto de los años subsiguientes para la cancelación”.

Otras cuentas no reconocidas por Hacienda

El informe de la auditoría especial de la CGR también detalla que Hacienda y Crédito Público tampoco reconoce otros conceptos que suman C$756,587,509.88 al 30 de junio de 2009, entre los que están deudas del Minsa, de la Dirección General de Migración y Extranjería, Bienes trasladados al Minsa, Fortalecimientos de Reservas Técnicas IVM, Préstamo del Mifin al desaparecido Minvah, y otro préstamo para el desaparecido Instituto de Minas, Inmineh.

En el informe de auditoría especial, con fecha de corte al 30 de junio de 2009, se insiste en que las cuentas por cobrar registradas por el INSS a cargo del MHCP, “no son reconocidas, debido a que Hacienda señala que son incorrectas, aduciendo que la documentación de respaldo no tiene ninguna fuerza legal que pueda crear efectos jurídicos y obligaciones a cargo del Gobierno de Nicaragua”.

Sin embargo, para corregir esta limitación, el documento cita que el 5 de mayo de 2010, el presidente ejecutivo del INSS, Roberto López, solicitó al entonces ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Guevara, que expresara las razones del no reconocimiento del adeudo total. Sin embargo, no obtuvo respuesta, y, por tanto, no está registrada en el informe final.

Limitaciones y tropiezos

Los auditores de la CGR reconocen que se presentaron tres limitaciones en el proceso: falta de documentación soporte de las transacciones, falta de registro de la cuota técnica por parte del INSS, y caducidad de las operaciones realizadas desde la fecha que en que fueron ejecutadas.

Al respecto, el informe insiste que los auditores de la CGR no tuvieron a la vista original ni fotocopia de documentación que soporte algunas operaciones, entre ellas, referidas al Ministerio de Salud y Convenio con la Dirección de Migración y Extranjería, entre otras. Estas cuentas suman C$754,555,977.

Los auditores indican que recibieron una carta de Noel Ortega, Director de Contabilidad del INSS, que alega que “solo posee información contable del año 2000 a la fecha, y que en sus archivos no se encuentran documentos que respalden esa deuda”. Eso lo sustenta con actas de búsqueda de documentos, firmadas por la jefa de la Oficina de Documentación y los archivistas.

Funcionarios del INSS defienden patrimonio

A pesar de las limitaciones enfrentadas, los funcionarios del INSS defienden la necesidad de cobrar y de recuperar la deuda gubernamental. En carta fechada el 16 de abril de 2010, funcionarios de esa institución, señalaron: “El objetivo de la emisión de los Estados de Cuentas del MHCP, y los cuales hemos remitido desde hace ya varios años al Ministro de Hacienda y Crédito Público, ha sido el dejar constancia de las gestiones realizadas por el INSS para la recuperación de dichos montos, pero a la fecha no se ha logrado consensuar y/o conciliar  saldos entre dichas instituciones…”.

El exdirector de Contabilidad del INSS, Modesto López, escribió también una carta el 22 de abril de 2010, con el siguiente comentario: “Considero que ante la actitud citada, debe cambiarse la política del INSS, con relación al cobro del aporte estatal y de las pensiones especiales; exigiéndole al Ministerio de Hacienda y Crédito Público que incluya en su presupuesto la emisión de cheques mensuales a favor del INSS para el pago del aporte estatal y de las pensiones especiales, y dejar de estar financiando dichos pagos con los fondos del INSS, que si continúa la situación actual de solo realizar el cobro y el MHCP no le interesa realizar el pago de dichos conceptos, se incrementarán las pérdidas de dichos fondos del INSS”.

Argüello Poessy: deben conciliar

El presidente de la CGR, Guillermo Argüello Poessy, asegura que ambas partes deben conciliar la deuda, porque hasta la fecha no han llegado a un acuerdo.  

“Si yo digo que vos me debés diez y vos decís no, que me debés nueve. ¿Cuánto debés? ¿Cuánto estás obligado a pagar? No ha habido ninguna comprobación porque no fue posible evidenciar que lo que dice el INSS es lo correcto”, cuestionó.
Después agregó que lo que se debe al INSS por el momento es “lo que el deudor acepta”, porque de eso no existe “ninguna duda”.

“La otra (deuda no reconocida) tendrán que establecerla. Pero lo que sí está seguro es lo que Hacienda acepta que se debe”, agregó.

Sobre el retraso en la aprobación de la auditoría, el funcionario indicó que es un proceso extenso, porque pasa por varias revisiones.

“La auditoría no es que vengo, aquí está y ya pues. Es un proceso donde el auditado es parte del proceso”, explicó.
Consultado sobre la falta de posibilidad de declarar responsabilidades por la falta de beligerancia en el cobro de la deuda del INSS, Argüello Poessy aseguró que aunque para efectos de la CGR no se pudo, “para efectos de la justicia penal no podría decirte”.

Auditoría recomienda consensuar deuda

En la auditoría, la CGR recomienda que a través de la Comisión Interinstitucional conformada por el MHCP y el INSS, los directores generales jurídicos de ambas instancias deben “llegar a un consenso para definir claramente los saldos en las cuentas por cobrar y pagar que tienen registradas”.

Esto se debe hacer con el fin de actualizar los registros contables que lleva Hacienda, para mostrar “una voluntad expresa” de asumir la responsabilidad de pago en el tiempo que acuerden las partes, como una forma de “capitalización de las reservas técnicas del INSS”.

Además, sugieren que deben “tratar” de obtener toda la documentación original que sustente la validez de las cuentas por cobrar a Hacienda, así como de ahora en adelante conservarla por un período superior a los diez años.

Con manos atadas

La auditoría menciona que hasta la fecha de emisión del informe estaba en vigencia la Ley Orgánica de la CGR de 1980, que establecía “un periodo de caducidad de cinco años contados” desde que ocurrieran las operaciones. Fue hasta junio de 2009 que la nueva ley estableció un tiempo de 10 años.

“Atendiendo el principio de legalidad, no es posible aplicar a las operaciones registradas la nueva Ley Orgánica de la Contraloría General de la República y del Sistema de Control de la Administración Pública y Fiscalización de los Bienes y Recursos del Estado”, señala el informe.

Es decir, agrega, que la auditoría interna del INSS se vio limitada “en el logro del objetivo propuesto” por no poder determinar responsabilidades a funcionarios y exfuncionarios del INSS que “hayan participado en las gestiones, registros y control del adeudo” con Hacienda.

El presidente del Consejo Superior de la Contraloría General de la República, Guillermo Argüello Poessy, emitió una carta del 13 de julio de 2009 al doctor Roberto López, Presidente del INSS, donde expresa que “en el transcurso de la auditoría la Firma observó asuntos que involucran el Sistema de Control Interno y su funcionamiento, que pudieran ser considerados como condiciones reportables”.

“Es importante hacer mención que el INSS ha realizado con el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, operaciones que han generado cuentas por cobrar por deudas a cargo del Gobierno de Nicaragua por cuenta del mismo ministerio, que datan desde 1979 hasta el año 1998”, señala el informe.

Recomendaciones

La Contraloría recomendó al Comité de negociación interinstitucional del INSS, gestionar ante las instancias de ese instituto, para obtener toda la documentación en original que sustente la validez de las cuentas por cobrar al MHCP.

Asimismo, ajustar las normas técnicas de control interno sobre las modificaciones relacionadas con la clasificación y la definición de los documentos que deben ser conservados por un período superior a los 10 años.