•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Félix Castellón, de 51 años, pertenece al bolsón de 37,021 asegurados que se jubilarán justo cuando está proyectado que el Seguro Social entre en dificultades financieras, de acuerdo con los cálculos de su propio presidente, Roberto López. Según declaraciones, a medios oficiales, en 2020 el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, podría entrar en una debacle si esta entidad no se reforma o, como prefiere decir el gobierno, si no se “fortalece”.

Ausente a esa realidad financiera y pensando en su vejez, Castellón empezó a cotizar al Seguro --entonces Inssbi-- hace 25 años, cuando consiguió trabajo como conductor en los Talleres Samara. “Coticé ese dinerito pensando en mi vejez”, cuenta.

Sin embargo, Roberto López ha admitido que el panorama luce incierto.

“Si antes de esa fecha (2020) no hacemos cambios que permitan fortalecer el Sistema de Pensiones, el INSS no va a tener fondos suficientes para pagar las pensiones, y el Estado de Nicaragua va a tener que pagarlas de los fondos provenientes de los impuestos”, declaró el presidente ejecutivo de esta entidad, el pasado 4 de junio en un programa televisivo.

Actualmente, Félix Castellón continúa laborando como conductor, gana poco más de C$7.000, y solo le falta que el menor de sus hijos egrese de la universidad.

“Cuando me jubile, pienso ir a descansar y a recibir ese dinerito, porque yo lo he depositado. Ese es un dinero propio”, dice.

¿Cuál es la situación del INSS?

La economista investigadora de la Fundación Internacional para el Desafío Económico Global, Fideg, Gilda Sánchez Padilla, sostiene que durante los últimos 10 años, los ingresos percibidos por el INSS han aumentado de manera constante.

“Como es de esperar, la mayor parte (88.5% en promedio) de estos ingresos proviene de las contribuciones sociales de los trabajadores, empleadores y el Estado. No obstante, las cotizaciones disminuyeron su participación a partir del año 2006, en parte debido al mayor dinamismo de los rendimientos por inversiones. En 2011 las contribuciones sociales representaron el 86.7% de los ingresos totales, mientras que hasta mayo del presente año equivalían al 91.7%”, analiza.

Sánchez Padilla explica que en la última década los gastos del INSS han mostrado un dinamismo menor a los ingresos. “Los pagos en prestaciones sociales (60.5% de los egresos sin incluir la adquisición neta de activos no financieros) han venido disminuyendo desde 2004, contrario a lo que ha sucedido con todos los demás gastos operativos, debido a que el INSS ha emprendido un dinámico proceso de adquisición de activos, principalmente físicos, implicando mayores gastos administrativos. Pese a esto, es positivo resaltar que a lo largo de los últimos 10 años, el INSS ha tenido un resultado operativo neto positivo, registrando un aumento promedio anual de 9.9%”.

Basada en el Anuario Estadístico 2011, la economista señala que a diciembre de ese año el INSS contaba con C$19,374 millones de activos, de los cuales 8.5% equivalía a cuentas por cobrar al Estado (11.9% más que en 2010). Una cifra similar representan las cuentas por cobrar a los empleadores.

El consultor en finanzas, Dolores Gómez, señala que con la ínfima información que presentan los anuarios sobre los estados financieros de la institución, no se pueden dilucidar muchos aspectos.

Sin embargo, considera que las cuentas por cobrar son muy elevadas, “y eso tiene que ver con la práctica de las empresas de no pagar cumplidamente al INSS, y con una mala recuperación de la cartera”.

Gómez califica esta última situación como una “debilidad administrativa”. “Muchas empresas que obligatoriamente deben tener asegurados, no los tienen, y eso es falta de gestión administrativa. Eso no solo tiene que ver con las prestaciones sociales, sino también con los malos préstamos que han caído en mora y no los recuperan”.

“Cuando uno ve los estados financieros no puede decir cuál es la mora en esas cuentas por pagar. Lo que presentan es cuentas por cobrar, mora y no mora. En tres páginas no se puede presentar un informe financiero de una institución como el INSS”, añadió Gómez.

¿Y las inversiones?

La economista Gilda Sánchez Padilla añade que la cartera de inversiones representaba el 70.3% en 2011 (12.1% más que en 2010) de los activos. “El INSS tenía una obligación con los pensionados por C$4,635.21 millones en el corto plazo (17.9% más que en 2010), “la cual puede cubrir con el 46.6% de sus reservas técnicas para 2011. Aunque esta relación disminuyó respecto a 2010, las reservas técnicas acumularon un incremento de C$2,128.37 millones respecto al mismo año”.

Según Dolores Gómez, las inversiones declaradas a 2010 ascienden a US$ 491.7 millones, más US$203.8 millones en cuentas por cobrar neto.

“Ambos rubros representan el 89.6% del total de activos. El rubro de Inmuebles, Mobiliario y Equipo, se incrementó en US$ 7.2 millones, equivalente al 19.5%. Representan un 5.7% del total de activos. Los activos totales se incrementaron en US$65.6 millones, a pesar de incrementos superiores en el remanente social e incrementos de deudas”.

 

Cosep: Es normal que haya clientes en mora

Ricardo Guerrero

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, aseguró que desconoce cuáles son las empresas que adeudan al INSS, debido a que estas negociaciones son bilaterales.

“Recordemos que hay otro tipo de seguros en el INSS donde hay personas naturales que también son parte de estos procesos, pero todo eso es negociación. Es normal que en un sistema de pago existan clientes en mora”, señaló.

Mario Amador, Vicepresidente del Cosep, indicó que aunque normalmente el sector privado paga sus deudas con el INSS, algunos casos de empresas grandes que son suplidoras del Estado, no reciben sus pagos a tiempo por parte del mismo Estado, y entonces se retrasan en sus pagos al INSS.

“Por ejemplo, una empresa de construcción que realizó una obra de una carretera al Estado, no ha sido pagada, y esa empresa puede ser que tenga un retraso, pero normalmente la empresa privada siempre ha pagado, porque tienen que estar constantemente auditados por el INSS”, indicó.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus