•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“El paro del sector taxis continuará mañana (hoy), y seguirá corriendo la sangre si así lo desean las autoridades policiales, del gobierno y de la Alcaldía”, advirtió ayer un grupo de trabajadores del volante, mientras la mayoría de cooperativas de Masaya se unieron a la protesta.

Las amenazas de continuar hoy con las protestas las hizo un grupo de taxistas que llegaron ayer a la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, a denunciar que por los tranques del lunes, fueron reprimidos por la Policía Nacional.

Aunque las acciones de protesta se redujeron considerablemente ayer, tras el violento enfrentamiento entre antimotines y agremiados de diferentes cooperativas y del sector individual, al menos 70 trabajadores del volante realizaron un plantón este martes, que no afectó el tráfico vehicular, en las cercanías del mercado “Roberto Huembes” y de la rotonda Cristo Rey.

Además, al menos nueve de 16 cooperativas de taxis del departamento de Masaya se unieron al paro de los taxistas, en demanda de un incremento del subsidio al combustible y de la regulación de las mototaxis, las mismas demandas que están exigiendo en Managua.

Los taxistas de Managua anunciaron que retomarán con mayor fuerza su protesta por las diferentes calles de la capital este miércoles.

Desde tempranas horas del martes, la Policía Nacional resguardó las rotondas de Metrocentro y de “El Periodista”, para evitar que los manifestantes continuaran con los tranques.

Sin embargo, los agremiados se trasladaron por la mañana a la entrada del Instituto Regulador de Transporte Municipal de Managua, Irtramma, en el mercado “Roberto Huembes”, y por la tarde a la rotonda Cristo Rey, de donde se retiraron a eso de las cinco de la tarde, luego de un encuentro con altos jefes policiales, quienes les dijeron que “los detenidos podrían salir en la noche (de ayer),”.

Advertencia policial

Durante la manifestación de la mañana, la segunda jefa de la quinta delegación policial, Corania Salablanca, salió al paso de los protestantes, advirtiéndoles que si obstaculizaban el tráfico “se meterían en problemas”.

El Nuevo Diario constató que a unos 300 metros del lugar, en las instalaciones de la Dirección de Tránsito de la Policía Nacional, aguardaban decenas de antimotines que se trasladaban en un microbús y en una patrulla, los cuales se encontraban a la expectativa ante las órdenes de sus superiores.

“Si ustedes están cerrando la vía, nosotros vamos a meternos en problemas. Yo solamente les digo: ustedes pueden protestar por la vía pacífica, pero dejar la vía despejada. Lo siento por ustedes, ya se los estoy diciendo. Ya saben que si ustedes cierran la vía van a tener problemas”, les advirtió la comisionada mayor.

Omar López, representante del sector individual de taxis, lamentó el actuar de las fuerzas antidisturbios de la Policía Nacional la tarde del lunes, pero recalcó que no cancelarán sus protestas mientras no lleguen a una negociación con el Instituto Regulador del Transporte Municipal, Irtramma, y la Alcaldía de Managua.

También dijo que no reconocerán el acuerdo al que llegó la comuna el pasado lunes con un sector de taxistas, quienes supuestamente son aliados a la municipalidad por sus actividades comerciales en el campo automotriz.

“Aquí se puede notar una doble moral, porque, por un lado, llaman a la protesta pacífica, y de repente nos mandan a golpear y ocasionan la violencia. Nosotros somos los malos por denunciar las anomalías y la corrupción, y los supuestos negociadores son los buenos, porque son los apañadores de ellos (las autoridades)”, expresó López.

La denuncia en la CPDH

Carlos Morales, Secretario General de la Central de Cooperativas 4 de Mayo, se quejó en la CPDH por la represión policial de la que fueron objeto los agremiados, y asegura que los taxistas fueron golpeados por los oficiales una vez que los detuvieron.

Detalló que hubo un total de 42 detenciones, 36 taxis fueron dañados por los uniformados, y que dos taxistas están desaparecidos.

A la CPDH se presentaron familiares de Léster Rodríguez, el taxista que arrastró a un agente policial y atropelló otro de la Dirección de Operaciones Especiales, DOEP, para brindar su versión sobre lo ocurrido.

Mario Rodríguez, hermano del trabajador del volante, dijo que su pariente, vía telefónica, le comunicó que fue un oficial de policía el que apretó el acelerador del taxi y no permitió que Léster pudiera maniobrar el vehículo.

“Mi hermano, en su narración, no se acuerda que se levantó (atropelló) a una persona, y me dijo que el primer golpe que sintió fue el que le dieron en la mandíbula, y que del resto de lo que pasó ya no se acordaba”, dijo Mario Rodríguez.

Por su parte, el comisionado general Javier Meynard, Subdirector de la Policía Nacional, dijo que cuatro agentes policiales resultaron lesionados, retuvieron 35 taxis y detuvieron a 41 personas.

Los agentes están siendo atendidos en el Hospital “Carlos Roberto Huembes” y su estado es delicado.

El jefe policial agregó que el inspector Heriberto Castro Maradiaga, de la DOEP, fue quien resultó con mayores afecciones a su salud, luego que fue atropellado con el vehículo de uno de los taxistas.

CPDH llama al civismo

Mientras tanto, el director ejecutivo de la CPDH, Marcos Carmona, exhortó a los taxistas a realizar su protesta de manera cívica y pacífica, sin afectar al resto de la población, e instó a la Alcaldía de Managua a solucionar el problema.

“Lamentamos, también, las lesiones que sufrió el policía… y nosotros queremos condenar las agresiones que sufrieron tanto el señor Alexis Selva, como don Léster Rodríguez, porque hemos visto vídeos donde sí, efectivamente, se encuentran vapuleados. Si bien es cierto que la Policía está para resguardar la seguridad y para garantizar la libre movilización, (ello) no le da derecho a reprimir ni a lesionar a los ciudadanos”, cuestionó Carmona.

Autoridades policiales informaron que determinarán las responsabilidades penales de cada uno de los detenidos, y se espera que hoy pase el expediente policial al Ministerio Público.

TUC dejó a pie a los usuarios

Fuentes del sector de Transporte Urbano Colectivo, TUC, indicaron que ellos facilitaron entre dos y tres unidades de buses por cada ruta, para que se sumaran a la protesta de los taxistas el pasado lunes, lo cual dejó sin transporte a centenares de usuarios.

Las mismas fuentes, que prefirieron mantenerse en el anonimato, indicaron que la orden fue que se destinaran unidades de cada una de las 35 cooperativas que circulan en la capital, para la protesta, pero se suponía que después de las 2:00 de la tarde, cuando los dirigentes de los gremios aliados con las autoridades municipales se reunieran, todo iba a volver a la normalidad.

 

(Con la colaboración de Orlando Barrios y Jessie Ampié)