•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Fiscalía desconoce aún la verdadera identidad de los 18 mexicanos detenidos en Nicaragua con US$9.2 millones y varias unidades móviles, y si estos trabajaban para Televisa, reconoció el inspector general del Ministerio Público, Armando Juárez, al semanario mexicano Proceso, mientras la fiscal adjunta, Ana Julia Guido, descartó que algún funcionario público nicaragüense esté vinculado con los extranjeros procesados.

Por ello, Juárez dijo que en un plazo no mayor a siete días enviará un requerimiento oficial al gobierno de México, para que la Procuraduría General de la República, PGR, de ese país, aclare la información sobre la identidad de los mexicanos, ya que siete de ellos dieron direcciones falsas de su lugar de residencia.

Además, solicitarán a Televisa que demuestre con documentos oficiales sus registros laborales, y si los mexicanos trabajan o no para la empresa de Emilio Azcárraga Jean.

“Básicamente, nosotros queremos determinar si son o no son empleados de Televisa, y si lo son, documentar esto, y si no lo son, pues igual. Nosotros en ese requerimiento no descartamos nada de lo que necesitemos determinar, partiendo de si son o no son estas personas, si existen los registros de nacimiento, si ellos en realidad no tenían un vínculo con esta empresa”, explicó Juárez.

Mexicanos no permearon a funcionarios

Por su parte, hasta el momento, Guido descartó que algún funcionario público nicaragüense esté vinculado con los 18 mexicanos que se hicieron pasar como periodistas de la cadena mexicana, Televisa, ya que han detectado que las llamadas telefónicas que estos realizaron solo fueron a gestores y a su país de origen, México.

Las llamadas telefónicas realizadas por los 18 mexicanos son parte de las pruebas que tiene la Fiscalía en contra de ellos, y que también están siendo investigadas en México para determinar a quiénes llamaron los procesados.

“La mayoría, diría yo, o casi todas son llamadas que hicieron ellos (los mexicanos) de aquí a México, llamadas entre ellos mismos… ahora en relación a Nicaragua, nosotros estuvimos revisando algunas llamadas que hicieron en algunos lugares, pero nos encontramos que pareciera que ellos cambiaron de chip, porque fácilmente no se pueden ubicar a estas personas, pero son, sobre todo en puntos de frontera, que pudiera ser en la frontera con Costa Rica y en la frontera con Honduras”, aseveró Guido.

“Nosotros creemos que ellos pudieron haber llamado a alguna persona de confianza, a lo mejor, que les gestionaban sus trámites normales… no hay evidencias de que aquí en Nicaragua ellos hayan tenido contacto con funcionarios de ningún nivel, para que nosotros podamos establecer algún vínculo con funcionarios nuestros; ni de Migración ni de la Policía ni de Aduana, lo cual para nosotros es un asunto muy relevante”, continúo explicando la funcionaria.

México investiga

Los mexicanos realizaron las llamadas de algunos celulares que andaban a mano al momento que fueron detenidos y de otros que fueron encontrados por la Policía en las caletas de las camionetas Van. Los gestores que brindaron sus servicios a los mexicanos no cometieron ningún delito, a criterio de la Fiscal Adjunta, ya que no actuaron con dolo o mala fe.

Guido dijo que han facilitado a Juan Antonio Carmen García, de la Procuraduría General de Justicia de México, los números en México a los que llamaron los detenidos en Nicaragua, pero que serán las autoridades mexicanas quienes determinarán a qué persona o empresa pertenecen, mientras el Inspector General del Ministerio Público, Armando Juárez, en declaraciones pasadas a “Noticias MVS” de México, dijo que estos teléfonos, a decir de los detenidos, pertenecen a personal de la televisora.

El fiscal refirió que desde su detención, las 18 personas no han modificado su declaración original, por lo que la única versión con que cuenta la Fiscalía sobre su identidad es la que ellos mismos dieron al momento de ser detenidos: que eran empleados de Televisa.

Mexicanos sin antecedentes penales

“Este señor (Juan Carmen) nos decía que ellos habían determinado allá algunas cosas, por ejemplo, que estas personas no tenían --ninguna de ellas-- antecedentes penales; otra cosa que nos decían es que los vehículos fueron comprados por esta señora, Raquel Alatorre (supuesta líder del grupo), y que a su vez esta persona los registró a nombre de Televisa, hasta allí van ellos en su investigación”, dijo Guido.

Lo que desconoce la funcionaria es cómo Alatorre logró registrar dichos vehículos, pero señaló que las autoridades mexicanas continúan sus investigaciones.

Mientras, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, PGDJDF, ya inició el proceso de toma de declaraciones de los funcionarios del área de control vehicular en México, vinculados al proceso de inscripción de las seis camionetas incautadas.