•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las Iglesia católica exhortó a las autoridades y a los dirigentes las cooperativas de taxis a buscar una solución integral a las demandas de este gremio, que han desembocado en protestas con resultados lamentables y dolorosos, entre policías, trabajadores del volante y familiares de ambas partes.

La exhortativa fue hecha a través de un comunicado de prensa emitido la tarde del jueves, horas después de que una comisión de los taxistas en protesta fuera recibida en la Curia Arzobispal.

En el comunicado se asegura que el Arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes, y su Obispo Auxiliar, monseñor Silvio Báez, expresaron su preocupación porque los problemas en esta área tan sensible (transporte selectivo) para la comunidad, “no encuentran soluciones de fondo por los medios institucionales”.

En el comunicado de la Arquidiócesis de Managua, se pide a las autoridades solucionar mediante el diálogo la problemática surgida con los obreros del volante, tomando en cuenta la compleja realidad que vive este sector.

Finalmente, en el comunicado se apela a que la solución del problema no se reduzca al ámbito judicial, sino que prevalezca un recto espíritu de la búsqueda del bien común entre los autores gubernamentales, municipales y gremiales, aportando cada uno lo mejor de sí.

Por su parte, el Subdirector de la Policía Nacional, comisionado general Javier Meynard Arana, reiteró que esta institución mantiene inalterable su compromiso de restablecer el orden público en situaciones como las presentadas la tarde del pasado lunes cerca de la Rotonda “Rubén Darío”.

“Es importante dejar claro que la solución de estos problemas ya no deben ser de forma violenta, y que se afecte los derechos de todas las personas. Todo lo contrario, la búsqueda del diálogo, la búsqueda del consenso debe ser la solución básica para que los nicaragüenses nos entendamos”, subrayó el jefe policial.

Por su parte, José Merlo, Presidente de la Unidad de Cooperativas de Taxistas, UCI, dijo que ellos están indignados por las resoluciones judiciales, ya que su protesta se origina por una demanda social, donde “intervinieron de manera violenta los llamados agentes del orden”.

“Ahorita la prioridad es la salud y la seguridad de nuestros colegas, ya que nuestras protestas quedaron en otro plano, porque primero tenemos que ver la situación de nuestros compañeros. Es una injusticia lo que está pasando. Ni nos resolvió Irtramma, y para colmo nos hacen esto”, expresó Merlo.

Este jueves, la mayoría de los taxistas desertaron de las protestas para retomar sus labores, ya que algunos dijeron que deben realizar los pagos de sus vehículos, mientras que otros están gestionando la recuperación de sus medios de trabajo (los taxis).

 

(Con la colaboración de Miguel Carranza Mena)