Jessie Ampié
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Servicio Geológico de Estados Unidos está detectando una serie de temblores de gran magnitud en las costas del Pacífico de Nicaragua, es por ello que las autoridades gubernamentales llamaron a estar vigilantes.

Durante su comparecencia de mediodía a través de medios oficialistas, la primera dama Rosario Murillo señaló el miércoles que tanto el centro internacional como el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, reportan un aumento de la actividad sísmica.

La mayoría de los sismos se han producido en la franja costera del Pacífico, desde El Astillero, en Rivas, hasta el Golfo de Fonseca, detalló Murillo.

Las magnitudes varían desde 1.1 a 4.2 grados en la escala de Richter, este último fue el movimiento que detectó el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Dicho movimiento se produjo en horas del mediodía de este miércoles. Según los reportes internacionales el epicentro se ubicó a 74 kilómetros de Corinto.

Después de esos tremores, otro de considerable magnitud se reportó ayer en horas de la mañana frente a Corinto, el sismo tuvo una profundidad de poco más de 18 kilómetros y una magnitud de 3.2 en la escala abierta de Richter.

Además de los sismos de mediana magnitud, Murillo señaló que los reportes de Ineter también registran una actividad microsísmica en el Lago Cocibolca.

Murillo también llamó a estar alerta, y pendientes de las informaciones que pudiesen brindar Ineter, Sinapred, Defensa Civil y la propia Presidencia de la República.

El Nuevo Diario intentó conocer la versión de los sismólogos de Ineter, pero uno de ellos vía telefónica aseguró que la versión oficial ya se había dado a nivel a nivel de Gobierno y que, en todo caso, vivimos en un país altamente sísmico, afectado “normalmente” por fallamiento local y las placas tectónicas Coco y Caribe.