•  |
  •  |
  • END

El Fondo Monetario Internacional, FMI, aprobó ayer la primera revisión del Programa de Crecimiento Económico y Lucha Contra la Pobreza, lo que le permitirá al país recibir un desembolso de más de 18.4 millones de dólares en los próximos días, además de montos adicionales de otros organismos financieros multilaterales.

Antenor Rosales, presidente del Banco Central de Nicaragua, BCN, expresó su satisfacción por la aprobación que otorgó el Fondo, lo que según él, significa un reconocimiento a los esfuerzos del país por enfrentar las difíciles condiciones que vive la economía, por los altos precios del petróleo y los alimentos.

El presidente del BCN dijo que además de la aprobación del programa por parte del FMI, el organismo aumentó los recursos para este programa en un 5 por ciento de la cuota que Nicaragua tiene como socio del Fondo, lo que equivale a 10 millones de dólares más de los que originalmente se habían concebido durante la firma del mismo.

Están previstas otras dos revisiones para el año. La siguiente incluye un desembolso de 11.9 millones de dólares y la tercera por otros 20 millones de dólares.

Preocupación por BCN y crédito de consumo
El presidente del BCN dijo que el FMI expresó su preocupación porque se nombre a los directivos que deberán completar el directorio del organismo regulador de la política monetaria, lo que ahora será un criterio de desempeño, y confió en que los diputados de la Asamblea Nacional aprueben la terna enviada por la Presidencia de la República para este fin de mes.

Señaló que se comprometieron con el FMI a que los directivos del BCN estarán nombrados en lo que resta de septiembre.

Otra de las preocupaciones expresadas por el organismo internacional es el nivel de crédito, pero sobre todo el de consumo, el cual según el presidente del BCN requerirá de algunas políticas para frenar su crecimiento.

Aseguró que después del nombramiento de los directores del BCN, se dará a conocer una nueva normativa que clasifique mejor los activos y provisiones de los préstamos, que para los de consumo deberán ser diferentes a los que se otorguen para producción.

Rosales afirmó que fueron felicitados por el Fondo por el informe sobre el origen y destino de los recursos de la cooperación, que dieron a conocer recientemente, muy importantes para garantizar las medidas de transparencia en la ejecución de los recursos.

Previo a la aprobación de la revisión, Humberto Arbulú, representante del FMI en Nicaragua, dijo que no se esperaba ninguna sorpresa negativa, ya que las autoridades nicaragüenses cumplieron con todo lo que está en la carta de intención, y a su vez lo que tiene establecido el Programa Económico y Financiero, PEF.

Inflación se desacelera
Durante su comparecencia, el presidente del BCN informó que la inflación a agosto cerró en 13.73 por ciento, lo que significa que comenzó a desacelerarse, ya que en el mes de julio terminó en 13.16 por ciento.

El dato significa un avance alrededor de medidas anti inflacionarias tomadas por el gobierno, para evitar que el bolsillo de trabajadores se vea dramáticamente afectado, indicó el funcionario.

Señaló que los precios de alimentos y bebidas siguieron siendo los que más incidieron en el crecimiento de la inflación, que espera que cierre en el año en 17.1 por ciento, muy por debajo del 24 por ciento que proyectan economistas independientes.

Rosales también informó que ya otros países de la región están por encima del 10 por ciento en la tasa de inflación, lo que demuestra que el país no está tan mal en este indicador.