•  |
  •  |
  • END

Una fría sorpresa recibieron el pasado martes los habitantes de Matagalpa y Jinotega, debido a una granizada que fue antecedida por una tormenta eléctrica.

De acuerdo con el ingeniero Mauricio Rosales Rosales, titular de la Dirección de Meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), este fenómeno sobre Matagalpa y Jinotega está asociado a la zona de baja presión que se dio en el territorio nacional como consecuencia del huracán Ike, que afectaba a Cuba.

“Las nubes tempestuosas que arrastraba Ike ascendieron debido a la zona montañosa de Matagalpa y Jinotega, permitiendo que las masas de aire escalaran hasta la zona que divide la troposfera de la estratosfera, un sitio donde las temperaturas descienden hasta 55 grados bajo cero. Al parecer, las gotas de aire alcanzaron una gran altura y se solidificaron por la agitación del viento; las partículas de hielo se agrupan, y cuando el viento no puede sostenerlas más por el peso, descienden, como granizo”, explicó el ingeniero Rosales.

“El granizo es otra forma de precipitación”, dijo, “es una especie de lluvia sólida, pero es algo que no vemos con frecuencia en el trópico, porque se necesita que exista mucha humedad en el ambiente para que las partículas de hielo no pierdan volumen y las observemos como pelotitas”.

Más posibilidades por cambio climático
El director de Meteorología señaló que eventos como granizadas se dan con mayor frecuencia en la actualidad debido a los efectos del cambio climático en el mundo.

“Últimamente hay formaciones de nubes tormentosas de gran desarrollo, conocidas como nubes cumulonimbos, que son las nubes típicas de las tormentas intensas que en su cúspide tienen cristales de hielo; este tipo de formaciones son comunes en Nicaragua, en la zona de León y Chinandega, que el año pasado fue amenazada por algunos pequeños tornados y tormentas eléctricas que anteceden a la granizada que seguramente no la hemos visto en Occidente, porque no hay suficiente humedad”, afirmó el ingeniero Rosales.

Los reportes del Ineter señalan que el año pasado se dio una granizada en Estelí, pero no se cuenta con reporte de la cantidad de granizo que ha caído sobre nuestro país, porque dicha institución no posee el equipo necesario para medirlo. Tampoco conocemos la fuerza del impacto ni la velocidad, entre otros.

Granizo en Costa Rica
Diversos sectores aledaños a la ciudad de Cartago, en Costa Rica, reportaron también la tarde del martes una copiosa caída de granizo sobre cultivos, dio a conocer el Diario Extra de ese país.