•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La derrota del equipo de fútbol Diriangén contra el Real Estelí, por marcador de dos a cero, provocó un episodio de violencia por parte de un grupo de fanáticos diriambinos, que provocó momentos de terror entre los vecinos del estadio y dejó un saldo de 11 detenidos.

El comisionado Juan Andino Chong, jefe de Seguridad Pública de la Policía Nacional en el departamento de Carazo, aseguró a El Nuevo Diario que la trifulca y la riña tumultuaria fueron protagonizadas por un grupo de jóvenes de Diriamba, a los que caracterizó de “en riesgo”, quienes viven en los barrios aledaños al estadio de fútbol Cacique Diriangén y se opusieron al resultado final adverso a su equipo favorito.

Carlos Mendieta, poblador aledaño al lugar de la trifulca, dijo que “fue terrible nuevamente ese episodio de violencia callejera; varios niños, ancianos y mujeres embarazadas fueron afectados por los gases provocados por las bombas lacrimógenas, que utilizaron las fuerzas antidisturbios para calmar el episodio violento que ya se ha convertido en tradición en este municipio”.

También una docena de vehículos, propiedad de aficionados caraceños y norteños, resultaron con los vidrios quebrados, destruyéndose la propiedad privada. De los 11 detenidos, cuatro son adolescentes.

Es importante mencionar que ni el benemérito Cuerpo de Bomberos de Carazo ni la Cruz Roja de este departamento reportan personas lesionadas durante el episodio de violencia.