•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Gobierno de Nicaragua proyecta destinar alrededor del 58% de los ingresos presupuestarios de 2013 al gasto social, un punto más que en 2012, cuando el 57% del presupuesto se destinó a ese rubro. El presupuesto de 2013 tendrá un techo de gasto de C$48,357 millones y un presupuesto de ingresos por el orden de los C$45,364 millones.

El Ministro de Hacienda y Crédito Público, MHCP, Iván Acosta, dijo que la mayor parte del presupuesto 2013 está enfocado en reducir la pobreza y en resolver las grandes brechas sociales que existen en el país.

“El gasto social va a consumir algo más que el 58% del total del presupuesto”, afirmó, señalando que para el próximo año habrá unos C$4,500 millones adicionales a los presupuestados en 2012.

El presupuesto reformado de 2012 quedó con un techo de gasto de C$44,004 millones y el de ingresos con C$40,864 millones, y en dicha reforma el 60% se destinó a gasto social, según el titular de Hacienda. “Ahora estamos planteando que un 35% del incremento al presupuesto se destine a Educación preescolar, primaria y secundaria así como a la Salud pública”, detalló Acosta.

Los incrementos en el presupuesto para Educación y Salud serán de C$800 y C$700 millones adicionales a los recibidos el año pasado.

El economista y exministro de Hacienda en el gobierno de Enrique Bolaños, Mario Arana, explicó a El Nuevo Diario que el aumento del presupuesto para gasto social es muy positivo, y la tendencia es que esa cantidad se incremente año con año.

“Yo creo que el desafío que tenemos es crecer más, existe un gran rezago social en el país, y siempre se ha dicho que es necesario incrementar en gasto en Salud y Educación, principalmente”, señaló Arana.

Deben ampliar cobertura en salud

Para Sergio Santamaría, economista y director ejecutivo del Centro de Investigación y Asesoría Socioeconómica, Cinase, con este incremento en el gasto social el gobierno debería de ampliar la cobertura en salud.

“Este incremento en el gasto social fuera positivo en la lucha contra la pobreza si el Estado contrata más maestros para atender a más niños que están fuera del sistema escolar, si se incrementa el número de médicos y de enfermeras en las zonas rurales, así como también las consultas y las medicinas que brindan”, señaló. El economista estima que hay que analizar detalladamente cuáles son los programas que se estarán impulsando y así poder medir el impacto.

Mario Arana señaló que si el 35% de los C$4,500 millones en que incrementará el presupuesto 2013, verdaderamente se destinan a Salud y a Educación, esto debería tener un impacto positivo en la sociedad. “El mayor gasto en el presupuesto siempre se destina a Educación y a Salud y en gastos corrientes, pero también es necesario que se destinen más recursos al gasto en infraestructura en general”, señaló Arana.

Pretenden mantener subsidios

La coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, dijo a finales de la semana pasada, que entre las metas de 2013 se encuentra mantener el subsidio estatal a la tarifa eléctrica.

“Esto permitirá proteger a hogares de bajos ingresos económicos, cuyos consumos de electricidad resultan inferiores a los 150 kilowatts mensuales, y durante 2013 continuaremos avanzando decididamente en la lucha contra la pobreza y en el mejoramiento de la calidad de vida de la población”, explicó Murillo.

Junto al empleo de recursos propios, el país espera disponer de ayuda internacional para programas de beneficio social.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal, actualmente los países con más gasto social, que alcanza el 20% del Producto Interno Bruto, PIB, son Argentina, Brasil, Costa Rica y Uruguay.

En esos países el presupuesto social supera los 724 euros per cápita, y en él pesa más la protección social que la educación. Según la Cepal, entre 2007 y 2011 Nicaragua ha elevado el gasto social en cinco puntos del PIB.