•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Acepté porque ya le había servido durante suficiente tiempo a mi país, confiado en que cumplirían su palabra de pagarme de inmediato mi liquidación, pero han pasado tres años y sigo esperando”, mencionó en entrevista con El Nuevo Diario.

Rivera fue trabajador de la salud durante 38 años, hasta que le ofrecieron acogerse al convenio colectivo, referido al retiro voluntario, y firmado por el Minsa y por todas las asociaciones, sindicatos y demás agrupaciones gremiales relacionadas con el sector salud.

Este señor, de 62 años, graduado en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-León, y con estudios en Francia, fue el fundador del servicio de ortopedia y traumatología del hospital jinotegano.

“No es una ayuda lo que me van a dar, es algo que me gané con mi trabajo, con mi servicio”, agregó. La liquidación que reclama es de aproximadamente C$400,000.

El 9 de septiembre de 2010, la directora del hospital, Martha Lorena Sánchez, se comprometió ante la juez Geraldine González Morales a hacer “efectiva a la brevedad posible” la liquidación de este médico.

“Aunque se comprometieron a priorizar mi caso, me di cuenta por la misma gente del hospital, que ni siquiera han enviado mis papeles a Managua para darme solución”, insistió. El extrabajador de la salud dijo que durante el tiempo que laboró para el Minsa tuvo buenas relaciones con sus compañeros, e incluso con “las personas que ahora no me pagan ni hacen nada por resolverme”.

De puerta en puerta

“He andado de puerta en puerta buscando una solución, una respuesta. La última vez que miré a la directora del hospital me dijo que no era su culpa, y que ‘ahí (en el Minsa) le pagarán cuando quieran’”, narró Rivera.

Asimismo, manifestó que ha expuesto su caso en medios de comunicación locales de Jinotega, y la última vez escuchó una promesa del doctor Eduardo Canales, Director del Sistema Local de Atención Integral en Salud de Jinotega, Silais.

“Él se comprometió públicamente a gestionar a lo inmediato mi liquidación, pero la verdad no ha movido ni un dedo, porque ni siquiera estoy en la lista de espera de liquidación”, insistió.

Desde enero de 2007, el Minsa ha despedido a 1,986 trabajadores de la salud, según la Federación Democrática de Trabajadores del Sector Público (Fedetrasep). De hecho, es la tercera institución que ha enviado más trabajadores del Estado a la calle.

Las primeras instituciones donde ha habido despidos masivos, son las 153 alcaldías de Nicaragua, las cuales han lanzado al desempleo a 4,356 trabajadores. Y aunque el caso de Rivera no es despido, el extrabajador comentó que está en “la lista de injusticias cometidas”.