Miguel Carranza
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con el fin de garantizar el pleno goce en el acceso a la salud, educación, recreación, y oportunidades para el desarrollo de la niñez y de la adolescencia nicaragüense, seis organizaciones de Nicaragua decidieron unir esfuerzos con la firma de un acuerdo constitutivo y la creación de una red denominada Red Cristiana por el Bienestar de la Niñez nicaragüense.

Visión Mundial Nicaragua, Compassion International, Sociedad Bíblica de Nicaragua, Seminario Teológico Bautista, Viva Juntos por la Niñez Nicaragua, y el Centro Intereclesial de Estudios Teológicos y Sociales, son las seis organizaciones que conforman esta Red Cristiana que trabajará por el bienestar integral y sostenible de la niñez y adolescencia nicaragüense, basado en valores como el amor, la justicia, la honestidad, el respeto, la lealtad y la solidaridad.

Población infantil vulnerable

De acuerdo con el último censo nacional, la población infantil equivale a 2.2 millones de habitantes, representando un poco más del 40% de la población total del país cifrada en 5.4 millones.

En Nicaragua se estima que medio millón de niñas y niños aún no asisten a la escuela, y según el Ministerio de la Familia, hay unos 25,000 niños y adolescentes en situación de riesgo en las calles del país, principalmente, porque realizan jornadas de trabajo en las avenidas del país.

Dada esta alta vulnerabilidad de los derechos de niñas, niños, la Red Cristiana por el Bienestar de la Niñez nicaragüense, trabajará a favor de garantizar el respeto a sus derechos en diferentes espacios, como la familia, la escuela, iglesias, comunidades y el Estado.

Esta unidad de esfuerzos tendrá por objetivo promover mejores relaciones entre la familia y la sociedad, teniendo las palabras de Jesucristo como base en un libro del Nuevo Testamento de la Biblia, que dice: “Dejad a los niños venid a mí y no se lo impidáis” (Lucas 2:16).

Esta red cristiana nace producto de las reflexiones y de las alianzas establecidas en el Primer Congreso Pastoral Nacional, “Trato digno para la Niñez, un compromiso de las iglesias y la sociedad”, celebrado en julio de 2010.