•   Esteli, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La juez de Distrito Penal de Audiencias de Estelí, Alma Pino Irías, admitió la acusación que en contra de cuatro miembros de la llamada “Banda del Cirujano”, presentó la Fiscalía por ser presuntos autores de los delitos de robo con fuerza agravado, crimen organizado y portación ilegal de armas de fuego.

El médico y cirujano Arístides de Jesús Pastora Dávila, con residencia en la ciudad de Estelí, junto a Celestino de Jesús Centeno Mendoza, Cristian José Reyes Moreno y Uriel Benavides Mendoza, originarios del departamento de Matagalpa, son señalados de haber cometido la tarde del cuatro de octubre, un asalto contra tres trabajadores de la empresa Tip Top, a quienes despojaron de cerca de C$100 mil.

La judicial decretó la prisión preventiva en contra de los indiciados y les programó audiencia inicial para el próximo 17 de octubre.

Pino Irías señaló que la acusación formulada por el Ministerio Público reúne los requisitos de ley y que las medidas aplicadas no violentan los principios de proporcionalidad, tomando en cuenta el peligro de evasión de los acusados.

Entre los afectados se encuentra un guarda de seguridad, a quien según las investigaciones de la Policía, los sujetos despojaron de una escopeta.

Objetos los incriminan

La capitana Yessenia Herrera, portavoz policial en Estelí, señaló que a los detenidos se les encontró varios objetos que son propiedad de los afectados.

Indicó que los uniformados les incautaron unas botas de cuero color amarillo, una mochila de lona azul y un teléfono celular color negro, objetos que de acuerdo a las actas de reconocimiento fueron robados al guarda de seguridad Nicolás Fuentes González.

A Pastora también le encontraron en su poder un teléfono celular color negro, de última generación, que de acuerdo a los números de serie pertenece a Gustavo Tomás Sandoval, supervisor de ventas de Tip Top.

De acuerdo con la Policía, los asaltantes se cubrieron los rostros con pasamontañas y otros con pañoletas, y para evadir la persecución policial pernoctaron en la zona tras el atraco y al día siguiente --viernes por la mañana-- tomaron un autobús hacia Estelí, siendo aprehendidos a medio camino, cargando una impresora y otros aparatos sustraídos en el asalto.

La capitana Herrera aseveró que el galeno tiene antecedentes de plagio, secuestro y asesinato.

Mientras que Cristian José Reyes, quien portaba ilegalmente un arma de fuego, tiene antecedentes penales por tentativa de homicidio, lesiones y amenazas.

Sin embargo, en declaraciones a los periodistas, los cuatro detenidos negaron cualquier vínculo con los delitos señalados.

Sobre los 15 mil córdobas que la Policía le encontró al momento de su captura, el cirujano Pastora dijo que eran producto de unas cirugías que supuestamente había practicado días antes, y que no tenía temor a ser asaltado porque en la zona todos son amigos suyos.

Niegan conocerse

El galeno reconoció que ha enfrentado otros procesos y que ha salido libre de todos porque siempre demostró ser inocente.

Sin embargo, ahora la Policía y la Fiscalía señalan que cuentan con abundantes indicios que lo involucran a él y a los demás. Pese a que los sospechosos aseguran no conocerse, las investigaciones de los detectives policiales indican que desde años antes tienen estrechos vínculos de amistad y de andanzas.