•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Por asesinato y no por homicidio, Luis Alexander Cordero Sánchez, de 36 años, acusado de matar al universitario Bayardo Pérez Alvarado, de 21 años, enfrentará juicio el próximo 12 de noviembre. Así lo dispuso ayer lunes el juez suplente Noveno Distrito Penal de Audiencias de la capital, Ronaldo Morán Pozo, tras aceptar la ampliación de prueba ofrecida por la Fiscalía, la cual modifica la calificación del delito.

El fiscal auxiliar Medardo Trejos dijo que el nuevo elemento que motivó al Ministerio Público solicitar el cambio de la tipificación provisional del delito, es el hecho de que Cordero le disparó a la víctima cuando esta se encontraba indefensa.

Cordero le disparó a Pérez a un metro de distancia, después de que este se cayó al intentar repeler a su victimario, que se acercaba pistola en mano, por lo cual le lanzó una butaca, según la ampliación de la acusación de la Fiscalía.

El representante del Ministerio Público respalda su afirmación con el testimonio de testigos y con el dictamen post mortem emitido por un forense, donde se indica que la bala que segó la vida del universitario tiene una trayectoria de “arriba hacia abajo”.

Defensa rechaza “resbalón”

Sin embargo, Marvin Arias, abogado defensor de Cordero Sánchez, quien se opuso al cambio de la tipificación legal del delito, dijo que el “resbalón” que ahora menciona la Fiscalía y que fue omitido en la acusación presentada en la audiencia preliminar, no es suficiente para cambiar la calificación legal del delito.

“Una circunstancia como es el resbalón es solo uno dolo eventual y no un nuevo elemento que agrava los hechos”, manifestó la defensa de Cordero Sánchez, quien adelantó que promoverá un incidente de nulidad contra la resolución del juez Morán.

Según la defensa de Cordero Sánchez, quien ahora enfrenta cargos por asesinato y exposición de personas al peligro por los hechos acontecidos la madrugada del 22 de septiembre en la discoteca Broder, donde perdió la vida Pérez Alvarado, la Fiscalía “está tergiversando los hechos”

“¿Cómo va a haber alevosía si hubo forcejeo?”, aseguró Arias, refiriéndose a un supuesto clinch entre víctima y victimario, sin embargo, ese hecho del que hace mención la defensa está referido al incidente protagonizado entre Pérez Alvarado y Steven Rosales.

El otro detenido

A Rosales, amigo de Cordero, también le fue impuesta la prisión preventiva, pero por cargos menos graves, como portación ilegal de armas y amenazas de muerte con armas.

En la audiencia inicial, el abogado Enrique Chavarría Meza, defensor de Rosales, pidió el arresto domiciliar, y propuso tres fiadores personales, además de una propiedad como garantía de que su cliente, estando en libertad, no huiría de la justicia, pero el juez desestimó estos ofrecimientos y ordenó que siga en prisión.

En tanto, Cordero Sánchez, por estar convaleciendo de una operación en el pie izquierdo, donde sufrió un impacto de bala, y otras lesiones en los mismos hechos, seguirá hospitalizado bajo vigilancia policial, hasta que un médico forense determine si puede estar o no bajo régimen carcelario, según lo dispuesto por el judicial.

El juicio para los dos acusados fue programado por el juez Ronaldo Morán para el próximo 12 de noviembre.