•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Asamblea Nacional de Nicaragua entregó hoy a líderes indígenas misquitos y mayangnas los primeros 1,000 ejemplares de la Constitución Política de 1987, traducidos en su lengua materna.
       
El titular del Congreso nicaragüense, el oficialista René Núñez, hizo entrega simbólica de un ejemplar de la Carta Magna en lengua indígena a la presidenta del Consejo Regional de la Región Autónoma Atlántico Norte, RAAN, Vernardine López.
       
También al presidente del Consejo Regional de la Región Autónoma Atlántico Sur, RAAS, Carlos Alemán; y al diputado aliado de los sandinistas Brooklyn Rivera, titular de la Comisión de Asuntos Indígenas, Regímenes Autónomos y Comunidades Indígenas de la Asamblea Nacional.
       
Los indígenas de Nicaragua representan el 10 % de los 5.9 millones de habitantes, de acuerdo con el último censo de 2005.
       
Las comunidades étnicas en Nicaragua son Rama, Garífuna, Mayangna-Sumu, Miskitu (la mayoritaria), Ulwa, Creole (Kriol), Mestizo de la Costa Caribe, Xiu-Sutiava, Nahoa-Nicarao,
Chorotega-Nahua-Mange, y Cacaopera-Matagalpa.
       
Estos pueblos indígenas se hallan asentados en el Caribe y en una parte de la región norte de Nicaragua, gozan de autonomía política y abarcan más del 56 % del territorio total de este país.
       
El presidente del Consejo Regional de la RAAS, Carlos Alemán, dijo durante el acto que las comunidades indígenas ahora tendrán la oportunidad de participar en las leyes que se discutan en este país centroamericano.
       
La Constitución en su lengua materna "nos da la oportunidad para que los pueblos afrodescendientes se visualicen en el proceso de desarrollo del Estado nicaragüense", destacó.
       
"Este es un paso hacia lo que queremos, la unidad de todos, independientemente de que somos garífuna, creole, mestizos o misquitos, somos uno sólo y por ende debemos juntar esfuerzos para hacer un trabajo mejor", subrayó, por su lado, la presidenta del Consejo Regional de la RAAN, Vernardine López.
El titular del Congreso nicaragüense, René Núñez, calificó la presentación de la Carta Magna en lengua indígenas de "histórico".
       
Por su parte, el representante en Nicaragua del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, Pablo Mandeville, que acudió como invitado a la actividad, dijo que la publicación de la Constitución en lenguas indígenas es un elemento "positivo" en una "nación multicultural y multilingüe".
       
Junto a la Carta Magna traducida a lengua indígena, el Congreso presentó el libro "Pueblos indígenas y afrodescendientes, legislación básica de Nicaragua".