• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Un proyecto de agua potable ejecutado hace cuatro años y que hasta hace unos 15 días era “la mayor bendición” para los habitantes del barrio Oro Verde, en Ciudad Sandino, se ha convertido en la manzana de la discordia entre los vecinos de este sector y los nuevos vecinos de residencial Guardabarranco.

En enero de 2008, el Proyecto Integrado Managua Periferia, Promaper, de la Unión Europea, ejecutó una obra de agua potable y alcantarillado sanitario que beneficiaría a más de 500 viviendas de Oro Verde con el suministro del vital líquido.

Sin embargo, con el surgimiento de la urbanización aledaña Guardabarranco, ubicada en el kilómetro 13 y medio de la Carretera Nueva a León, la delegación municipal de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, realizó una conexión a la red de tuberías de la comunidad aledaña Oro Verde para extender el servicio hasta ese sector.

Según Gustavo Ñurinda, poblador de Oro Verde, la nueva conexión ha debilitado el sistema instalado, lo cual genera el desabastecimiento del agua potable en su comunidad.

“Es injusto que un proyecto que se realizó para favorecernos a cierta cantidad de familias sea utilizado para otras viviendas de gente con mayores recursos. En todo caso, es esa urbanizadora la que tiene que garantizar el agua a sus habitantes y no venir acá a quitarnos la nuestra”, dijo.

Nancy Dávila, otra pobladora de Oro Verde, comentó que no están dispuestos a revivir el calvario que una vez ya vivieron --antes de la donación de Promaper--, por lo cual la población se ha organizado para deshacer este domingo las conexiones de Guardabarranco a la red.

Por su parte, Francisco Cruz, administrador del residencial, dijo escuetamente que esa situación debe ser resuelta por Enacal, y mostró el documento que Enacal les extendió para la realización de la conexión.

“A través del departamento de operaciones de Enacal se realizó el acople de (de tubos) de 2 y de 6 pulgadas” con la finalidad de abastecer a la urbanización Guardabarranco desde el punto de acople que se propuso en su carta de factibilidad”, refiere la carta.

El delegado de Enacal en Ciudad Sandino, Elías Espinoza, se negó a dar una entrevista, al orientar a uno de los guardas de seguridad de la sede que dijera que no se encontraba.

Las obras relacionadas con agua potable y alcantarillado sanitario fueron donadas a Enacal, y consistieron en la perforación de cuatro pozos, con un caudal global de 2,620 galones por minuto; tres depósitos de concreto para agua potable con una capacidad de 4,600 metros cúbicos (1,217,000 galones), 30 kilómetros de tubería de impulsión de los pozos de depósitos y de distribución, y 5,800 micromedidores domiciliares.

En lo que se refiere a alcantarillado sanitario, la Unión Europea entregó a Enacal 70.54 kilómetros de red de alcantarillado sanitario.