• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua elevó su parada a Colombia este viernes, protestando enérgicamente a través de un comunicado de la Cancillería, a las declaraciones de la ministra de Relaciones Exteriores colombiana, María Ángela Holguín, quien en una nota de protesta enviada el jueves al Gobierno nicaragüense, afirmó que la embarcación “Mede-Pesca III” violó la soberanía de su país.

Nicaragua dio por “no recibida” la nota de protesta que envió la ministra colombiana a la Cancillería nicaragüense, por considerar que la embarcación “Mede Pesca III”, al momento de su intercepción, se hallaba en aguas nacionales nicaragüenses, “de conformidad con la historia, la geografía y el derecho internacional”.

Por tales razones, la Cancillería nicaragüense considera que quienes violaron la soberanía nacional fueron las dos fragatas colombianas que estuvieron amenazando a la embarcación nica.

La Cancillería de Nicaragua agregó en su comunicado, que la intercepción a la embarcación nacional “Mede-Pesca III” por parte de las dos naves de guerra colombianas, la ARC-53, denominada Antioquia, y la ARC-161, de nombre Cartagena, constituyen una violación a la soberanía de Nicaragua y un impedimento a las labores científicas que realizaba dicha embarcación en aguas nicaragüenses.

“En tal sentido, en nombre del gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de la República de Nicaragua, presento la más enérgica protesta y solicito que sean adoptadas las medidas necesarias a fin de que hechos de esta naturaleza no vuelvan a repetirse”, señala el comunicado firmado por el viceministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua, Orlando Gómez.

“Actitud inamistosa”

“Señora ministra, la presencia de buques de la Armada Nacional colombiana en aguas nicaragüenses, constituye una actitud inamistosa que violenta los principios de la convivencia internacional y (eso) en nada abona a las relaciones entre países vecino”, agrega el comunicado de la Cancillería de Nicaragua.

El “Mede Pesca III” fue interceptado el miércoles por los dos buques de guerra de Colombia en la zona del cayo Quitasueño, cuando esta embarcación nacional se encontraba realizando investigaciones científicas sobre recursos pesqueros en aguas nicaragüenses, para presentarlas ante la Convención Internacional para el Comercio de Especies en Peligro de Extinción, CITES, que se realizará en noviembre próximo en Panamá.

Colombia alegó el jueves que la embarcación nicaragüense “Mede Pesca III” se encontraba en aguas colombianas sin ningún permiso, y exigió inmediatamente el retiro de la nave.

Ante tal situación, la ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, envió una nota de protesta a Managua el jueves, y posteriormente anunció que la embarcación nica ya había abandonado la zona y se había internado en aguas nicaragüenses, pero esa carta de protesta es la que ahora la cancillería nica da por “no recibida”.

“Le recuerdo que Nicaragua siempre ha sido respetuosa del derecho internacional, y ha hecho uso de los mecanismos pacíficos de solución de controversias, por lo que hace a su referencia al fallo que está próximo a emitir la Corte Internacional de Justicia, CIJ, de tal forma que tanto en la fase escrita como en las audiencias públicas del proceso ante este tribunal internacional, le ilustro sobre sus derechos en el Mar Caribe”, finaliza el escrito de la Cancillería nicaragüense, enviado a la Ministra de Relaciones Exteriores de Colombia.