• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El paro de labores que mantienen desde ayer los docentes y el personal administrativo de la Universidad Nacional Agraria, UNA, podría agudizarse a partir del próximo lunes, cuando el Consejo Universitario sesionará de forma extraordinaria para tratar de dar solución a la falta de acuerdos en la última reunión de la Comisión de Presupuesto.

La decisión de suspender las clases fue tomada el jueves pasado después que en la sesión de trabajo donde la comisión discutió aspectos relacionados a la forma de distribución del importe adicional otorgado por el Estado a esta universidad producto de la Reforma al Presupuesto General de la República no hubo consenso, y existen diversas propuestas.

En total las universidades en septiembre pasado recibieron, vía reforma presupuestaria, una partida extra de 104.88 millones de córdobas.

De ese pastel un porcentaje equivalente de 9.8 millones de córdobas le corresponden a la UNA, y en esa sesión de trabajo --según el documento al que El Nuevo Diario tuvo acceso-- se discutiría la proyección de gastos para diferentes demandas, entre las que figura un bono único para los trabajadores de esta universidad.

Referente a este bono único no hubo consenso. El Sindicato de Trabajadores Administrativos es el primero en proponer que a los trabajadores permanentes y temporales se les entregue un bono único de 7,574 córdobas y 3,574 para los instructores.

La segunda propuesta --que según la fuente es la que tiene un poco más de aceptación entre el personal-- proviene del Sindicato de Profesionales Docentes, quienes aspiran a que el bono único sea el equivalente al 63.31% del salario básico de cada trabajador.

“En relación a este último punto de la distribución del presupuesto para beneficio económico al personal, hubo consenso en lo siguiente: no es posible otorgar un reajuste salarial, porque esto compromete el presupuesto 2013”, dice el documento.

Sin embargo, el rector de esta universidad, Telémaco Talavera, informó que esta reunión era una especie de antesala a la decisión que le corresponde tomar al Consejo Universitario. “Este tema se abordará el lunes, estoy seguro de que habrá decisión ese día y tengo la certeza de que el Consejo Universitario tomará la decisión y que la comunidad universitaria va a respaldar”, agregó Talavera.

Estudiantes se retiran

Dada la noticia sobre la suspensión de clases en la UNA, algunos estudiantes optaron por retirarse desde horas tempranas de ayer viernes a sus departamentos. Otros consideran que de continuar esta crisis interna, los más afectados siempre es la clase estudiantil.

“Claro que afectaría el estar ellos en esa lucha, el período de clases podría alargarse; hace unos años hubo algo parecido”, dijo Juan David Cole, estudiante de Ingeniería en Zootecnia.

Darling Centeno, estudiante de Agronegocios, también resiente la falta de clases y se enteró de lo sucedido, de boca de algunos “trabajadores”.

Extraoficialmente se conoció que el malestar de los docentes también se da porque a nivel administrativo aparentemente existen salarios que superan los 30,000 mil córdobas, mientras algunos maestros tienen ingresos que no alcanzan los 15,000.

“Hay estructuras de cargo, y el que tiene cargo, sea docente o administrativo, en toda institución de Nicaragua y el mundo, tiene un salario superior; sin embargo estamos haciendo un estudio de fondo y un ordenamiento, pero hay un enfoque serio y un enfoque transparente”, respondió el rector.

La ausencia de los docentes en las aulas --según Talavera-- afectó al mínimo de estudiantes, porque la mayoría asiste a actividades en el campo.