• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Con cada Semana Santa los miembros de la Cruz Roja no se dan abasto para cubrir los distintos balnearios del país, es por ello que la institución convocó abiertamente a la población para que se inscribieran en los cursos de salvamento acuático, con el fin de que haya más colaboradores con este cuerpo de rescate.

Un total de 80 jóvenes comenzaron ayer el curso, aunque las inscripciones seguirán abiertas hasta finales de octubre. Serán nueve meses de intensivo entrenamiento, y las autoridades de la Cruz Roja esperan que estén capacitados para salvar vidas al aproximarse la Semana Santa de 2013.

Humberto Mendoza, coordinador del curso, indicó que todos los domingos se estará entrenando a los voluntarios, y que para diciembre esperan la primera clasificación, es decir, los grupos A, B y C. Los que logren pasar, en enero tendrán que asistir a diario a las clases de natación tanto en la laguna de Xiloá como en la escuela Barracudas.

“Los voluntarios tienen que aprender a nadar de aquí a diciembre, porque a la piscina no vamos a llevar grupo C”, señaló Mendoza.

Serios problemas

Los pocos recursos con los que cuenta la Cruz Roja ha llevado a que este tipo de cursos no se realicen continuamente, y la demanda del servicio es mayor año con año.

Francisco García, jefe de personal de Managua, detalló que solo en la capital hay 80 guardavidas y 70 de primeros auxilios.

A nivel nacional, esa cifra llega a los 800, y en épocas de Semana Santa pueden llegar a 1,100, aun así, según los cruzrojistas, falta personal para este tipo de trabajo.

“A veces se presta parte del personal del cuerpo de socorro a los departamentos porque no tienen el personal suficiente para atender las playas, nosotros cubrimos piscinas y playas de todos los departamentos”, explicó García.

Maylen Martínez tiene 25 años, y llegó desde Jinotepe para participar en el curso de salvamento acuático, además de aprender a nadar, ella quiere brindar servicio a la población, pues reconoce que los salvavidas son escasos en el país.