•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un teniente de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) Nacional, reveló que una mujer a quien solo identificó como “Jahaira” fue quien proporcionó a los cabecillas de la banda “Los Cubanos”, la información sobre la mercadería tecnológica que trasladaría la empresa Comtech, de El Rama hacia Managua, el pasado dos de marzo, valorada en más de US$600,000.

La revelación fue hecha por quien coordinó las investigaciones que permitieron a la Policía recuperar la casi totalidad de la mercadería robada y capturar a los integrantes de la banda jefeada por los cubanos David Pizano Valdez y José Reinaldo Hernández Orejuela.

Según el declarante, “Jahaira” valiéndose de la amistad con una empleada del puerto La Esperanza en El Rama, obtuvo la información sobre el traslado de la mercadería tecnológica, que luego le proporcionó a Pizano Valdez.

“Jahaira”, la informante, se conoció con Pizano Valdez en Costa Rica, cuando ambos radicaban en ese país, refirió el investigador.

Pero extrañamente la Policía no investigó a la mujer solo conocida como “Jahaira”; el Ministerio Público no la acusó, y tampoco fue ofrecida como testigo por parte del ente acusador.

Justificación

Ante la pregunta de los abogados defensores de por qué “Jahaira” no fue investigada, el oficial de la DAJ expresó, a manera de justificación, que esto no sucedió “por razones de tiempo y distancia”.

Pero los abogados defensores señalaron que lo dicho por el teniente de la DAJ no es justificación, porque la Policía tuvo tiempo para investigar a la referida mujer, y la Fiscalía para acusarla.

Durante su testimonio el teniente de la DAJ también mencionó que la Policía encontró en poder de Keyla Hernández, esposa de Fausto Castro, el teléfono celular propiedad de uno de los choferes que transportaban la carga.

El jefe de los investigadores indicó que Hernández primero le dijo que el teléfono lo había perdido en unos siembros de trigo, pero al ver que esa coartada no le dio resultado, confesó que se lo había dado la mañana del tres de marzo de 2012, es decir al día siguiente del atraco.

La Policía detectó que Hernández tenía el teléfono robado, a través del número IMEI, que es distinto al número del chip, lo que les permitió establecer que desde ese número telefónico, la mañana del tres de marzo se realizaron varias llamadas nacionales y al extranjero, refirió el detective de la DAJ.

El juicio del caso Comtech continuará hoy miércoles con el testimonio de varios policías que están siendo requeridos nuevamente como testigos, ahora por los abogados de los seis acusados.

Los otros cinco imputados en este caso son: Alexis González, Andrés López, Francisco Calero Mercado, Milton Pérez Marín y el cubano David Pizano Valdez, quienes enfrentan cargos por crimen organizado, secuestro simple, robo agravado y amenazas con arma de fuego.

El juez de Juicio de Tipitapa, Sergio Amador Pérezalonzo, tiene previsto que el juicio concluya mañana jueves en horas de la tarde.