•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El reajuste salarial que el gobierno propone para el sector público en el Proyecto de Presupuesto General de la República 2013, es del 7%, con excepción de los trabajadores de los ministerios de Educación y de Salud, que tendrán incrementos del 9%, pero el monto se traduce en un poco más de 300 córdobas al mes para los maestros, lo que consideran una cifra insuficiente.

Ver infografía

Este reajuste beneficiará a más de 150,000 empleados estatales, y es similar al propuesto en 2012.

De acuerdo con ese incremento, un maestro de Primaria que actualmente devenga un salario mensual de C$3,800, pasaría a ganar C$4,142 por un reajuste salarial de C$342, equivalente al 9%. Un maestro de secundaria tendría un reajuste de C$378, y su salario pasaría de C$4,200 a C$4,578 en 2013.

María Teresa Marenco, profesora de Primaria del Colegio “Guillermo Ampié Lanzas”, del municipio La Concepción, estima que el reajuste salarial propuesto por el Ejecutivo para el gremio en 2013, es aún insuficiente.

“Ese reajuste es muy poco, porque con el mismo no logramos cubrir las necesidades que como maestros tenemos, y hasta muchas veces tenemos que poner de nuestro salario para mejorar las condiciones en las que impartimos clases”, indicó.

Para Marenco, la labor de enseñar no termina después de las cinco horas que pasa al lado de los alumnos, sino que continúa por muchas horas más, debido a los planes que debe realizar para las clases que impartirá al día siguiente.

“Muchas veces tengo que dejar de comprar muchas cosas porque estoy estudiando para mejorar mi calidad educativa y convertirme en una mejor profesional, y, sinceramente, nunca me da el salario para finalizar el mes”, señaló la maestra.

Reajuste debe ser mayor

Para el economista René Vallecillo, este reajuste salarial que el Estado pretende realizar a los empleados públicos, si bien lo que hace es restablecer el poder adquisitivo de los trabajadores, no va en correspondencia con los incrementos de salario que se realizan a los otros sectores de la economía nacional, a través de las negociaciones del salario mínimo, que es del 13% anual.

El salario mínimo actual de un trabajador nicaragüense es de C$2,850.56.

“Mientras los salarios mínimos (del sector privado) están aumentando (13% anual), el resto de trabajadores no está recibiendo el mismo beneficio. Esto crea una distorsión, porque los maestros, por ejemplo, ganan menos que otros empleados que tienen otras funciones. Lo que vemos es que no se está incentivando la calificación académica de las personas con estos reajustes salariales, y así nadie va a querer ser maestro”, explicó Vallecillo.

Roberto González, Secretario General de la Central Sandinista de Trabajadores, CST, explicó que actualmente se encuentran analizando el planteamiento del Poder Ejecutivo.

“Nosotros estamos viendo esa situación, tenemos que ver cómo termina la tasa de inflación al final del año”, indicó.

Desde 2010 la economía nicaragüense se ha venido recuperando, luego de la caída registrada en 2009, y para finales de este año se espera que el PIB crezca 4%, que la inflación sea del 8%, y que las exportaciones finalicen en US$2,657.5 millones.

Para el sindicalista Roberto González, al realizar este ajuste salarial el gobierno debería tomar en cuenta, además de la tasa de inflación, la tasa de crecimiento económico.

“Cuando nosotros discutimos el salario mínimo no solo tomamos en cuenta la inflación, sino el crecimiento económico del país”, señaló González, y recordó que el gobierno entrega un bono salarial que al final complementa la capacidad de compra del trabajador del sector público. El Gobierno entrega mensualmente un “bono solidario” de C$750 a un estimado de 160,000 trabajadores del Estado.

"En correspondencia con evolución del empleo"

Según el proyecto de presupuesto enviado por el Poder Ejecutivo a la Asamblea Nacional, la política salarial se encuentra en correspondencia con la evolución media del empleo, los salarios nacionales y la inflación esperada, así como las disponibilidades reales de recursos, por lo que los ajustes salariales y la masa salarial están acordes con estos parámetros.

El proyecto de Presupuesto General de la República 2013 considera el supuesto económico de un crecimiento del Producto Interno Bruto, PIB, real, en 4% al finalizar 2012, y en 4.1% en 2013; la tasa de inflación acumulada en 8% al finalizar 2012 y en 7.3% en 2013.

En este sentido, la formulación presupuestaria 2013 --según el Proyecto de Presupuesto-- se realizó en base a nivel de detalles de puestos fijos y salarios presupuestados vigentes de la nómina de agosto, incluyendo los compromisos recurrentes aprobados en el presupuesto modificado 2012.

También para viviendas

En el proyecto de Ley del Presupuesto 2013, el Ejecutivo esta asignando un fondo de C$47 millones para la adquisición de viviendas de interés social.

Según el documento, el Gobierno continuará impulsando la reducción del déficit habitacional, mediante la ejecución del proyecto de mejoramiento progresivo y construcción de viviendas nuevas.

En 2013, el Gobierno a través de su programa de inversiones pretende construir 1,751 viviendas nuevas y el mejoramiento progresivo a 1,380 unidades.