Rafael Lara
  •  |
  •  |
  • END

El ecuatoriano Nicanor Moscoso Pezo, representante del Centro de Expertos Electorales de Latinoamérica, Ceela, felicitó a Nicaragua porque sus instituciones están definidas políticamente y respaldó al Consejo Supremo Electoral, CSE, en la supresión de observadores para los comicios de noviembre.

“Felicito que cada institución tenga identificada su tendencia política, porque de esa manera ya saben a quién reclamar. Para nosotros --en Ecuador-- no sabemos a qué partido pertenece tal o cuál institución”, señaló Moscoso, a quien felicitó por su labor durante un intercambio de impresiones con el procurador de derechos humanos, Omar Cabezas, quien no negó su militancia política en el partido rojinegro, pero cuando entra en la PDDH se ponía el “sombrero” de procurador.

Espaldarazo al CSE
Por otra parte, Moscoso comentó que en los períodos preelectorales es cuando muchas organizaciones civiles y políticas por intereses particulares tienden a descalificar a la institución encargada del proceso electoral, por lo que el CSE tiene todo el derecho a determinar y valorar a las organizaciones que facilitará el acceso como observadores. Dijo esto mientras también expresó su deseo de que se permita la participación a todas las organizaciones serias.

“No creo que tengamos que descalificar al CSE. El Ceela estuvo en Nicaragua en las elecciones de 2002 y de 2006, y en cada una hubo un proceso electoral exitoso aceptado por todos, así que no veo por qué desconfiar ahora, ya que son las mismas personas que estuvieron al frente de las anteriores elecciones”.

Así mismo, refiriéndose a las críticas de la Organización de Estados Americanos, OEA, sobre las acciones excluyentes del actual gobierno, consideró que toda crítica de organizaciones extranjeras era injerencismo, porque se inmiscuían en las decisiones políticas de una nación soberana. “La OEA tiene que respetar”, dijo representante del Ceela cuya organización estará presente en los comicios municipales de noviembre.

No se debe promover la exclusión
Mientras tanto, Norwin Solano, abogado del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, dijo sentirse sorprendido por tales declaraciones, y considera que las mismas son posiciones muy personales y que no representan la posición seria de el Ceela.

“El Ceela es una organización seria y no creo que estén promoviendo la exclusión de organizaciones civiles como observadores electorales y en los espacios democráticos. Por el contrario, entre más observadores se tengan mayor credibilidad tendrá el proceso, de no ser así, los efectos son contrarios y se convierte en totalitarismo”.

Solano interpretó que hablar de la “partidización” de las instituciones gubernamentales provoca debilidad en el Estado y en su institucionalidad, esto porque quienes dirigen la instancia tienden a someterse a las órdenes partidarias y no a los intereses de la población en general, perdiéndose la objetividad y muchas veces el profesionalismo.