•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los estudiantes aducen que la presencia de los comerciantes afecta la imagen de la universidad, pero estos últimos señalan que están ahí “por necesidad”, y es este conflicto el que obligó ayer a los universitarios del Recinto Universitario “Carlos Fonseca Amador”, Rucfa, a cerrar la calle que conduce al Gancho de Caminos, en el Mercado Oriental, a manera de presión para exigir el desalojo de los vendedores.

Son 25 los comerciantes que desde hace 15 días colocaron sus ventas en la acera del recinto, frente a la Funeraria La Católica, algo ilegal que afecta la imagen de la ciudad, refiere el arquitecto urbanista, Mauricio Pérez.

Mientras los comerciantes solo reciben la animadversión de los universitarios que solicitan que los reubiquen en un sitio cercano al mercado, el arquitecto Pérez señala que las normas urbanísticas de la ciudad no permiten el uso de áreas verdes, comunales o áreas peatonales para comercio.

El Rucfa es un centro de estudios y sabemos que ellos necesitan ganar dinero, pero se están tomando el cerco de la universidad como mercado. Queremos que los muevan hacia otro lugar, y que dejen limpia la acera, porque eso da una fea imagen. Aquí están las carreras administrativas de la UNAN-Managua”, señaló la universitaria Claudia Aráuz, del quinto año de Administración de Empresas.

No más vendedores

Durante la protesta, los estudiantes que a un solo coro decían “No más vendedores”, obligaron a los conductores a desviarse por las calles que están detrás del recinto hasta salir por el Hospital Bautista.

Con pancartas en mano y morteros ejercieron presión por espacio de unas dos horas, mientras la Policía solamente observó de lejos sin restablecer el tránsito vehicular.

Se tomaron el recinto y ahora nos sentimos inseguros, además de la mala imagen que nos están dando. Es verdad que ellos están ganándose la vida, pero la alcaldía debería reubicarlos para que no nos afecten. Se han hecho gestiones para reubicarlos”, dijo Javier González, de cuarto año de Administración de Empresas.

No es permitido en centros de educación superior o de secundaria y de primaria la ubicación de comercio. Hay que investigar si la alcaldía les extendió algún permiso de boca o con papel. De la manera que haya sido, es un acto indebido porque transgrede su misma normativa como institución, y está legitimando el desorden en la ciudad”, agregó el arquitecto Pérez, tras señalar que esta situación aumenta el riesgo de los peatones en la zona.

La otra versión

Los 25 comerciantes aducen que hicieron una gestión ante la Corporación Municipal de Mercados de Managua, Commema, para que les permitan vender en el lugar hasta diciembre próximo, cuando el nivel de ventas aumenta.

“Nosotros andamos dando vueltas para estar aquí legalizados, y esperamos nos den un sí con la carta que metimos. Nos pusimos aquí porque éramos ambulantes, y por buscar un lugar digno para trabajar. No les afectamos en nada, no les estamos tocando la malla ni los árboles”, manifestó la comerciante, Veraney Alvarado.

“El mercado está repleto y necesitamos un lugar para trabajar. Nosotros estamos aquí desde hace 15 días, pero nos están haciendo la guerra. Aquí todos tienen necesidad”, agregó Silvio Arias, vendedor de discos.

Para Gloria Ortega, otra comerciante, un posible desalojo les afectaría en su pequeña economía. “La malla se les dejó limpia, estamos en la calle. Nosotros no estamos invadiendo propiedad privada, aquí antes estaba lleno de (menores) huelepega”, dijo.