•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El jefe del Estado Mayor del Ejército de Nicaragua, mayor general Óscar Balladares, aseveró que en Nicaragua no existen bandas armadas como las que proliferaron en décadas pasadas, sino que se trata de grupos delincuenciales que pueden ser controlados.

“De acuerdo a la información de nuestros servicios de inteligencia y de la Policía Nacional, no existen en nuestro país bandas armadas, lo que existen son focos y expresiones delincuenciales que pululan en algunos lugares del territorio por algún tiempo, mientras podemos controlarlos y neutralizarlos”, dijo Balladares en relación con el reciente decomiso de armas realizado por la Policía en Managua.

La Policía Nacional informó que los sujetos a los que se les incautaron las armas serán acusados por acopio, tráfico de armas y crimen organizado. El militar señaló que en la década de los 90 fueron ocupadas y destruidas casi 75,000 armas, pero desde 2000 a la fecha apenas se han incautado 968, “eso significa que la disponibilidad de armas en el país es bastante reducida”, consideró.

El jefe del Estado Mayor señaló que el hecho de que la Policía haya incautado armas que estaban “en tránsito hacia el Norte del país o quizá más allá de la frontera, significa que el sistema de inteligencia, que el sistema de seguridad y defensa del país está funcionando”.

“Nos debe preocupar cuando encontremos este tipo de armas ya en manos de delincuentes haciendo acciones dentro del país”, señaló el mayor Balladares, tras lo cual indicó que la institución armada prioriza la neutralización de los focos delincuenciales, “cuando la información nos llega que están actuando con armas de uso restringido por la potencialidad que tienen de herir o asesinar a cualquier ciudadano”.

El alto mando militar pidió tiempo para que la Policía Nacional y el Ministerio Público desarrollen las investigaciones y expliquen cuál es el origen y cuál era el destino de las armas incautadas en el sector de La Subasta, cuando eran transportadas en un bus de pasajeros con ruta Managua-Estelí-Jalapa. “De momento lo que estamos haciendo es apoyarlos con el trabajo de nuestro servicio de inteligencia en el proceso investigativo”, concluyó Balladares.