•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Policía Nacional tiene detenido como principal sospechoso de la muerte del comerciante y electricista Rolando José Sequeira Salgado, de 37 años, a un vecino, quien habitaba en la “Ciudadela San Martín”, la misma comunidad donde vivía la víctima.

Se conoció extraoficialmente que hasta el momento solo está detenido Erick Sergio Velásquez Izaguirre, a quien le ocuparon la pistola 9 milímetros marca Glock, serie IN454, con un magazín y siete cartuchos, con la que se presume le quitó la vida al comerciante.

A Velázquez Izaguirre lo detuvieron en el kilómetro 25 de la carretera a Tipitapa, en su casa de habitación, en la “Ciudadela San Martín”, la noche del 13 de octubre, el mismo día en que la Policía Nacional descubrió que el cuerpo abandonado y devorado por las aves de rapiña en la comunidad de la Germania, en Madriz, era del comerciante que había desaparecido desde el 9 de octubre.

“Se tiene información de que el detenido (Velásquez Izaguirre) es sicario y trabaja por encargo. En el archivo policial aparece que tiene varios delitos de homicidio”, manifestó el informante.

En la declaración que brindó Velásquez Izaguirre a las autoridades policiales al momento de su detención, afirmó que el arma --de la cual no tenía licencia de portación-- la había comprado hace pocos días en US$1,000.

Investigan posibles nexos

Las autoridades policiales están a la espera de la resolución del dictamen médico legal, para corraborar si los impactos que recibió Sequeira Salgado fueron realizados con el arma que se le ocupó a Velásquez Izaguirre.

La Policía Nacional hasta ahora no ha dado versión oficial del caso, alegando que no quieren “entorpecer las investigaciones”, pero la comisionada general Glenda Zavala, jefa de la Dirección de Auxilio Judicial, en declaraciones a la Radio Ya dijo que estaban trabajando para definir el móvil del crimen.

“Tratamos de definir el móvil del crimen, estamos trabajando en eso”, y cuando el periodista le consultó sobre la posible vinculación de Sequeira Salgado con el cargamento de armas de guerra decomisado el lunes de esta semana en La Subasta, la comisionada general dijo: “Eso es lo que estamos verificando”.

También señaló que el intercambio de información que mantiene con la Policía de Honduras es permanente y más relacionado al contrabando de armas.

Sin embargo, ayer por la mañana familiares de dos detenidos que fueron llevados a los Juzgados de Nejapa por un caso de tenencia y uso de armas restringidas --lanzagranadas RPG7-- denunciaron que fueron maltratados e investigados por la muerte de Sequeira.

Los acusados son Jason Torres Gómez y Lenin Serrano Martínez, este último --según su progenitora Betania Martínez-- había llegado un día antes de la desaparición de Sequeira al tramo de este, porque eran amigos y lo iba a acompañar a cobrar un dinero, pero no lo encontró.

Siguen demandando justicia

Ayer por la tarde, en medio de llanto y de consternación, fueron sepultados los restos del comerciante en la comunidad que lo vio nacer: Colama, ubicada a unos 33 kilómetros de Tipitapa, donde los lugareños acompañaron a la familia doliente.

“Le doy gracias al Señor de que aunque sea logré encontrar el cuerpo de mi hijo y darle cristiana sepultura. Ahora le pido a Dios que ilumine a la Policía para que logre dar con los culpables y paguen con todo el peso de la ley el crimen que cometieron. Porque el dolor que siento nadie lo puede imaginar”, manifestó consternada Marlene Salgado, madre de Sequeira.

También demandaron justicia los vecinos, amigos y allegados, quienes “cerraron filas” al rechazar los señalamientos de las autoridades policiales, quienes han dejado entrever que Sequeira Salgado podría tener vínculos con actividades ilícitas.

 

(Con la colaboración de Ernesto García)