Carlos Larios
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Diez trabajadoras del albergue para niños del Ministerio de la Familia, MiFamilia, “Rolando Carazo”,  están protestando frente a las instalaciones de la  institución para ser reintegradas a sus labores, ya que la Dirección de la entidad  las despidió.

María Eugenia Altamirano, una de las despedidas, aseguró que las autoridades de MiFamilia argumentaron que había mucho personal en el lugar y pocos niños que atender, lo que consideró falso porque constantemente ingresan infantes a esa institución.

Actualmente el albergue atiende a 35 niños que son maltratados o abandonados por sus padres, que eran atendidos por 85 trabajadoras, según datos del MiFamilia.