•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Al finalizar este año, unos 40 niños que pernoctan en los semáforos habrán concluido sus estudios en el Hogar Zacarías Guerra, y en febrero de 2013, como parte de esa inclusión que promueve el centro, se dará acogida a otros 60 pequeños que están en iguales condiciones: trabajando en la calle bajo sol y lluvia.

Al igual que el grupo anterior, a los nuevos estudiantes se les dará educación integral y capacitación vocacional bajo la modalidad de protección especial y atención diurna, explicó el sacerdote José Ramírez, administrador general del centro.

“Esos niños van a vivir acá durante el día, y se beneficiarán de lo que el centro ofrece en el área académica. Tenemos escuela de música, natación, talleres de manualidades. Ellos llegan a las seis de la mañana y salen a las seis de la tarde”, manifestó Ramírez.

Agregó que este año empezaron con 40 de los 100 niños que el Ministerio de la Familia, MiFamilia, seleccionó como prueba piloto para valorar si los pequeños acostumbrados a estar en la calle se adaptaban a las normas del centro.

“Al principio creíamos que no íbamos a poder porque eran niños inadaptados que su norma es la calle, que no están adaptados a la disciplina, a un horario, y al llegar aquí generó crisis en ellos y nosotros, pero ahora sentimos la gran satisfacción de ver que se adaptaron”, señaló el administrador general del centro.

A la par de este esfuerzo educativo la institución se comprometió en coordinación con MiFamilia a dar charlas a los padres de los niños y las niñas.

Firman convenio

Atendiendo la necesidad nutritiva de los estudiantes, sus autoridades recibieron del Grupo Gruma de Centroamérica, el compromiso de recibir masa de maíz Maseca y TortiRicas para complementar la nutrición de los infantes al firmar una alianza de colaboración.

En el hogar se brinda los tres tiempos de comida a 540 estudiantes que atienden en las aulas por lo que esta alianza vendrá a subsanar las dificultades que enfrentan para la alimentación de niños y niñas.

“Estamos seguros que con este aporte se estará mejorando la dieta alimentaria de los niños, y lo hacemos como parte de la Responsabilidad Social Empresarial del grupo”, manifestó el gerente país del Grupo Gruma Centroamérica, Ricardo Morales.