•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Unidad de Detectives del Distrito Cinco, en Managua, investiga el crimen cometido en contra de Belkis Isabel Muñoz Hernández, de 25 años, joven que fue asesinada de un tiro en la cabeza, aparentemente por su excónyuge Yéner Javier Muñoz Palma, de 36 años.

Aunque las autoridades policiales aún no han brindado mayores detalles sobre el móvil del crimen, vecinos de la ahora occisa, quien alquilaba un cuarto en el barrio “Ariel Darce”, confirmaron a El Nuevo Diario que el autor del disparo fue Muñoz Palma.

“Ella tenía poco de vivir aquí. Pero parece que ayer salió con él (Muñoz Palma), entraron y al parecer discutieron por celos y luego nos dimos cuenta de que la mujer estaba muerta, como a eso de las 4:30 de la madrugada”, relató un vecino.

Miembros de la Unidad de Detectives de la Quinta Delegación policial retuvieron a Yéner Muñoz para investigarlo y determinar el móvil del crimen.

El cuerpo de Belkis Muñoz Hernández yacía a la orilla de la cama, dentro del cuarto que alquilaba en el “Ariel Darce”, de la ferretería Siameses, dos cuadras abajo y media al sur.

“La víctima murió a causa de un disparo que recibió detrás de la oreja izquierda, es lo único que te puedo decir”, refirió un oficial de Policía que se encontraba realizando labor de peritaje en la escena del crimen.

Según familiares de la víctima, Muñoz Hernández procreó un pequeño de cuatro años con el sospechoso, pero dijeron desconocer si en realidad fue él quien privó de la vida a la joven madre.

“En realidad no sé cuánto tiempo ellos estuvieron juntos. Quizás lo mismo que tiene el niño de ambos (4 años), pero ellos ya se estaban separando. Estamos esperando las investigaciones de la Policía”, dijo un hermano de la fallecida, quien prefirió omitir su nombre.

Agregó que su hermana tenía apenas cuatro meses de haber comenzado a laborar en las bodegas de la Cervecería, y “cada vez que ella tenía turno, dejaba al pequeño donde mi mamá”.

Los restos mortales de Muñoz Hernández fueron velados ayer en la casa de su papá, ubicada del tanque de la 14 de Septiembre, cinco cuadras al sur, una abajo.