•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La crisis internacional que afectó la economía mundial entre 2008 y 2009, provocó una recesión en la economía estadounidense que se conjugó con el cierre en Nicaragua de varias maquiladoras de capital taiwanés, explicó Sandra Ramos, Directora del Movimiento de Mujeres Trabajadoras y Desempleadas “María Elena Cuadra”.

Para recuperar los 30,000 empleos se amplió el concepto de zona franca, por eso ahora hay compañías que elaboran arneses, hay exportadoras de maní, camaroneras y fábricas de calzado, que están cubiertas bajo ese régimen, explicó Ramos.

Hay que mejorar condiciones

Sin embargo, Ramos señaló que pese a los progresos laborales y sociales todavía “hay tareas pendientes” para mejorar las condiciones de las obreras de las maquilas.

“Seguimos teniendo problemas por la falta de entornos saludables de trabajo, porque en las clínicas médicas previsionales la tos es vista como una enfermedad común, y no como algo producido por la pelusa que absorben sus pulmones durante la jornada laboral”, señaló Ramos, quien clausuró este domingo, en Managua, un foro relacionado con los derechos de las mujeres que trabajan en empresas de zona franca.

Ana Isabel Gómez Díaz, quien durante 31 años ha laborado en distintas empresas de zona franca, dijo que aunque ha mejorado la atención social todavía hay situaciones que los trabajadores resienten, como los reposos médicos de tres días, porque las empresas solo reconocen dos y el tercero se los deducen del salario el día de pago.