•   La Concepcion, Masaya  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Armados de machetes, con los rostros cubiertos con pañoletas, y entre la detonación de decenas de morteros, y de una asfixiante humareda producto de la quema de llantas, un grupo de pobladores y comerciantes del municipio de La Concepción, en Masaya, realizó ayer una violenta protesta que obstaculizó el tráfico desde las 11 de la mañana hasta caer la noche, en el kilómetro 28 de la carretera que conduce hacia Jinotepe, Carazo, Masatepe y La Concha.

La protesta afectó a miles de usuarios, en su mayoría comerciantes que se dirigían a Managua o retornaban a esos municipios, y a centenares de transportistas de carga que trasladaban hortalizas, naranjas, chayotes, piña, plátanos, bananos y pitahayas, entre otras frutas hacia la capital.

Según los manifestantes, quienes a vista y paciencia de la Policía realizaron el tranque frente al cementerio de San Juan de La Concepción, e hicieron pintas en los microbuses interlocales y cobraron hasta C$200 de “peaje” a los vehículos particulares y camiones, esto se debió a la inconformidad por el reciente incremento al transporte interurbano aplicado a finales del mes pasado.

Los protestantes justificaron sus acciones vandálicas aduciendo que además del alza aprobada por el Ministerio de Transporte e Infraestrutura, MTI, los transportistas de los buses ordinarios y expresos alteran los precios de manera ilegal.

A inicios de año, el precio del pasaje Managua-La Concepción era de C$14. Con el aumento del primer trimestre pasó a C$16, y con el reciente incremento se ubicó a C$18. No obstante, aseguran que los transportistas les cobran “a su capricho y antojo”.

Pedro López, comerciante y uno de los principales instigadores de la protesta, señaló que hay cooperativas que cobran hasta C$30 por trasladarlos de Managua a La Concha y viceversa.

“Sabemos que la ruta a Jinotepe sí vale los C$30, pero aunque uno venga a un destino más cercano le quieren cobrar ese mismo precio. No estamos dispuestos a que nos sigan robando. Somos comerciantes pobres y todas nuestras ganancias quedan en esos pasajes caros”, dijo.

Juan José López, cobrador de un microbús que estaba varado en la carretera, contradijo la versión del protestante, ya que indicó que lo que ellos quieren es que disminuya el valor del pasaje a C$15, tal como los manifestantes pintaron de forma violenta en los vidrios frontales de cada unidad.

“Eso que dicen no es cierto. No se les cobra C$30. Nosotros cobramos lo que nos aprobó el MTI que son C$18 hasta La Concha. Jamás nos saldría cobrarles C$15 por ese recorrido como ellos quieren”, expresó.

Un conductor de una ruta interlocal que prefirió el anonimato admitió que hay colegas de su gremio que, efectivamente, incumplen con la tarifa establecida por el MTI, pero que no se trata de una práctica de todas las cooperativas.

“Aquí tiene que haber una revisión del problema porque no es generalizado. Es cierto que hay algunas cooperativas que están cobrando esos C$30 después de las cinco de la tarde”, afirmó.

Reprochan desórdenes

A pesar de que en el sitio de la protesta había policías desplegados por los alrededores, estos no evitaron que los protestantes de forma violenta e intimidante cobraran a los conductores hasta C$200 por abrir el paso de manera escalonada.

También la mayoría de manifestantes se encontraban consumiendo licor y en estado de ebriedad, lo cual generó mayor alteración al orden y pánico entre la población que caminaba por el lugar para salir del embotellamiento.

La mayoría de usuarios consultados se quejaron del mal servicio que prestan los transportistas de las rutas Managua-Masaya-La Concha-Masatepe-Jinotepe-Carazo-San Marcos, al viajar con exceso de pasajeros e incumplir la categoría de “Expresos”. Sin embargo, reprocharon las acciones de los manifestantes al impedir la libre circulación del tráfico y generar desorden público.