•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Mientras las fuertes lluvias de las últimas horas han causado daños en varios departamentos de Nicaragua, el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, está vigilando una tormenta tropical en el Caribe, que aunque por ahora no representa peligro, tiene probabilidades de evolucionar y de afectar el país con más precipitaciones.

Las lluvias que han estado cayendo en el territorio nacional son causadas por bajas presiones, provocando mayores afectaciones en la zona noroccidental de Nicaragua. Solo en Matagalpa hay serios daños en la infraestructura vial, en el sistema de agua potable, y se reporta la pérdida de varias manzanas de café, mientras en León colapsó una vivienda.

El municipio de La Dalia, departamento de Matagalpa, es el que reporta los daños más significativos a consecuencia de las lluvias de los últimos días. Las autoridades confirmaron daños en la infraestructura vial y en la red de agua potable que abastece al poblado y a otras cuatro comunidades rurales; además de 15 casas inundadas y tres manzanas de café destruidas.

La comunidad Wasaka quedó incomunicada, debido a que colapsó el puente de 12 metros de longitud, que costó C$5 millones. También cedieron dos puentes más en Las Delicias, los cuales permitían el cruce sobre el río Caratera.

Manuel Zúñiga, coordinador de proyectos de la Alcaldía de La Dalia, informó, además, de daños parciales en los puentes de las comunidades San Martín y El Consuelo, zonas de alta productividad cafetalera.

Zúñiga dijo que la que las redes de distribución de agua potable que abastecían al poblado sufrieron severos daños, lo que está obligando a los lugareños a buscar el líquido en sitios alejados. Ayer, trabajadores de la alcaldía seguían tratando de resolver el problema del agua.

También se reportaron daños menores, como casas inundadas, resultando afectadas unas 40 personas, que perdieron alimentos, ropa, y hasta las gallinas que tenían en los patios.

Zúñiga añadió que la estimación de los daños ronda los C$10 millones, ya que también fueron afectadas las vías que unen las comunidades con la cabecera municipal en La Dalia.

Colapsa vivienda en León

“Estoy viva por milagro de Dios”, expresó doña María Mercedes Silva, de 52 años, refiriéndose al desplome de la mitad de su antigua vivienda, ubicada en el barrio Zaragoza, en León, luego de tres días de intensas lluvias en este departamento.

La estructura de la vivienda, a base de taquezal, adobe y tejas de barro, tenía alrededor de 200 años de construcción, y estaba ubicada en los límites del Centro Histórico del barrio Sutiaba.

El teniente coronel Gustavo Ramos, jefe de Defensa Civil en León, expresó que “solo se registran daños materiales, pero es necesario que los propietarios de estructuras antiguas tomen medidas preventivas para evitar pérdidas de vidas”.

El funcionario destacó que en el Centro Histórico de León se registra una gran cantidad de viviendas que se encuentran en malas condiciones y pueden colapsar, porque además de la humedad, se suma la ocurrencia de sismos, que también causan daños.

Agregó que además de la vivienda derrumbada, en la zona también se registran daños parciales en paredes y techos de al menos 15 viviendas.

Vigilan tormenta tropical

La meteoróloga de turno del Ineter, Martha Castillo, indicó que ayer en horas de la mañana el sistema de baja presión evolucionó a depresión tropical (la número 18), y en horas de la tarde se fortaleció hasta convertirse en la tormenta tropical Sandy, que se encuentra casi estacionaria en el suroeste del Mar Caribe.

La tormenta genera vientos de entre 45 y 65 kilómetros por hora, según un comunicado del Centro Nacional de Huracanes de Miami, Estados Unidos.

Castillo explicó que el desplazamiento del fenómeno apunta por ahora al suroeste del Mar Caribe, y aunque no afectaría directamente a Nicaragua, la están vigilando.

“Probablemente pueda tener un giro hacia el norte-noreste. Ineter está vigilante ante la evolución y el rumbo que tenga el fenómeno durante las próximas 24 horas, que son determinantes”, señaló Castillo.

El Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, Sinapred, aún no ha emitido ningún aviso especial ni ningún tipo de alerta sobre este fenómeno, ya que los efectos para Nicaragua serían indirectos.

 

(Con colaboración de José Luis González y EFE)