•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La sangre volvió a correr en la Cárcel Modelo de Tipitapa al mediodía de este martes, cuando en la galería cuatro, conocida entre los reclusos como “La Galería Caliente”, se enfrentaron dos bandas rivales del barrio “Jorge Dimitrov” y de Ciudad Sandino, este último, municipio cercano a la capital.

Como resultado de la sangrienta reyerta entre reos resultaron heridos los privados de libertad Carlos Vanegas Salomon, Marvin Castro González, Alexander Martínez López, Elí Lanuza Rugama y Wilmer Téllez Sánchez.

Todos los lesionados fueron trasladados de emergencia al Hospital Alemán Nicaragüense por la gravedad de las heridas, las que no podían ser curadas en el “hospitalito” que hay a lo interno del penal.

Carlos Vanegas y Marvin Castro González fueron sometidos a intervenciones quirúrgicas, porque tienen heridas penetrantes en el abdomen, según una fuente hospitalaria que prefirió omitir su nombre.

Hasta el cierre de la presente edición, los otros tres presos permanecían en observación médica y bajo el resguardo de oficiales del Sistema Penitenciario Nacional, SPN, que los condujeron del penal a ese centro asistencial.

Exreos que en fecha reciente salieron del penal de Tipitapa revelaron que en esa galería los reos que están en la planta alta se agreden constantemente con los de la planta baja, pero el hecho más grave fue el ocurrido ayer.

Jimmy Díaz Aguirre, quien dijo ser hermano de Alexander Martínez López, uno de los heridos en el pleito, dijo que su familia exigirá a las autoridades del penal, una explicación de por qué su hermano fue pasado de la galería 11 a la 4, de donde ayer salió lesionado.

Díaz indicó que su hermano permanecía en la galería donde están ubicados los adolescentes, porque él --Alexander Martínez-- fue condenado por lesiones el año pasado, pero de acuerdo con el Código de la Niñez y la Adolescencia, hace cuatro meses, cuando alcanzó la mayoría de edad --18 años-- fue pasado a la galería mencionada.

Un equipo periodístico de El Nuevo Diario se trasladó al penal de Tipitapa, donde en el portón se informó que los jefes se habían retirado, y al establecer comunicación vía telefónica con la oficina de prensa del penal, informaron que el vocero, alcaide Gerardo Cruz, no estaba.