•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El embajador de España en Nicaragua, León De la Torre Krais, dijo ayer que la negociación entre la distribuidora de energía Gas Natural (antes Unión Fenosa) y el Gobierno de Nicaragua está en fase decisiva.

“Las diferencias son económicas, que implican unas pérdidas que hacen inviable la continuidad de la distribuidora en las condiciones actuales, y, por tanto, se están renegociando esas condiciones”, dijo De la Torre.

El diplomático añadió que se está en “un momento decisivo, y se sabrá si se llega a un acuerdo, o no, muy pronto”.

Según informes de Gas Natural, que distribuye energía en Nicaragua desde 2000, la empresa solo logra recuperar el 75% de energía que ofrece a sus clientes. Pese a esta situación, el Gobierno nicaragüense le demanda que realice mayores inversiones en el país.

La multinacional eléctrica de origen español cedió al Gobierno nicaragüense, en mayo de 2008, el 16% de las acciones de su filial en Nicaragua, como pago de una deuda por US$11.5 millones.

José Adán Aguerri, Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, en una entrevista con El Nuevo Diario, en alusión al tema, habría dicho que “estaríamos más hacia mantener a la distribuidora actual”, o bien si habría que vender, dijo que los empresarios optarían por que la generadora quedara siempre en manos de privados.

Actis interesada en invertir

El Gobierno de Nicaragua, a través del ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, ha dicho que está abierto a discutir, sobre este tema con Gas Natural.

Esta situación ha despertado el interés de inversionistas como el grupo británico Actis, quienes llegaron al país en septiembre pasado, y durante un encuentro privado con el presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, Amcham, Yalí Molina Palacios, y algunos directivos, habrían expresado su interés en invertir en el sector energético nicaragüense.

Actis adquirió en mayo pasado en Guatemala el negocio de la distribución de energía, que estaba en manos de la española Unión Fenosa.

En Guatemala, el grupo británico distribuye la energía en 20 de los 22 departamentos, y tiene 1.5 millones de clientes.

Mario Arana, directivo de la empresa Polaris Energy Nicaragua, de origen canadiense, dijo que a su entender en esta semana se podría realizar una reunión entre Gas Natural y el Gobierno nicaragüense, para dar una solución al problema.

“Esperemos que puedan llegar a un acuerdo para dar mayor estabilidad al sector, y así poder seguir atrayendo más inversión en energía”, dijo Arana.

Por su parte, César Zamora Hinojos, Gerente País de la empresa generadora de energía AEI Nicaragua S.A., opina que el Gobierno debe seguir apoyando este proyecto, de cara a una negociación con la empresa Gas Natural.

“El Gobierno ha manifestado que no tiene interés alguno en adquirir Gas Natural y que tampoco desea incrementar sus nivel de acciones en la empresa, así que lo más importante es la negociación”, dijo Zamora.