•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, dijo ayer que para ellos el “escenario ideal” es que la distribución de energía en Nicaragua quede en manos de la española Gas Natural (antes Unión Fenosa), que sobre el tema mantiene negociaciones con el Gobierno.

José Adán Aguerri declaró ayer, en conferencia de prensa, que antes que culmine este año el Gobierno de Nicaragua y la empresa distribuidora Gas Natural deben llegar a un nuevo acuerdo que permita “dar estabilidad al sistema”, y que asegure que ese negocio permanezca en manos privadas.

“Espero que, como sucedió en 2008, logremos llegar a encontrar un punto de convergencia que permita establecer un nuevo protocolo (de entendimiento) y garantice la permanencia de dicha compañía en el país”, expresó el dirigente empresarial.

A juicio de Aguerri, para lograr un entendimiento debe haber voluntad de ambas partes para aplicar medidas que reduzcan las supuestas pérdidas de la empresa. Pues según informes de Gas Natural, solo logran recuperar el 75% de la energía que distribuyen en el país.

Comentó que la actual problemática debe analizarse desde el punto de vista de “pérdidas técnicas y pérdidas producto de robo”.

Para el presidente del Cosep, Gas Natural debe invertir más en capacidad para reducir las pérdidas técnicas, mientras que el Gobierno tendría que asegurar la aplicación y cumplimiento de la legislación relacionada a evitar y a sancionar el robo de energía.

Por otro lado, dijo que si esto no sucede, no se debe descartar la posibilidad que se tenga que buscar a otra empresa privada internacional para la distribución de energía en el país.

En ese sentido, Aguerri señaló que la empresa Actis, de origen británico, ha mostrado interés de invertir en Nicaragua en generación de energía, sin dar mayores detalles.

Actualmente esta empresa también se encarga de la distribución de energía en 20 de los 22 departamentos de Guatemala.

“Actis es un fondo de inversión inglés que ya está invirtiendo en Nicaragua… ahora están explorando Centroamérica para ver si continúan generando y distribuyendo en los otros países, y Nicaragua es uno”, precisó el presidente del Cosep. “Pero no es solo Actis, hay otros fondos que también están explorando”, sin especificar nombres.

Pese a todo esto, este martes, el embajador de España en Nicaragua, León De la Torre Krais, dijo que las negociaciones entre Gas Natural y el Gobierno “están en un momento decisivo, y se sabrá si se llega a un acuerdo o no, muy pronto”.

El diplomático habría dicho que “es inviable la continuidad de la distribuidora en las condiciones actuales”, y por esa razón están renegociando.

Caso podría ir a tribunales

Aguerri detalló que si al final ambas partes no llegan a un acuerdo, y “se acaba mal, puede establecerse una situación que tengan que ir a los tribunales (para) de alguna manera dilucidar este proceso”.

El equipo periodístico de El Nuevo Diario llamó al teléfono celular de Jorge Katín, vocero de Gas Natural, para obtener información de cómo iba el curso de dichas negociaciones, pero no fue posible contactarlo.

El presidente del Cosep afirmó que funcionarios del Gobierno le han expresado que no tienen interés alguno en comprar Gas Natural. De igual manera, se trató de conseguir la versión oficial del ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, pero tampoco fue posible.

Gas Natural, antes Unión Fenosa, distribuye energía eléctrica en Nicaragua desde 2000, y en 2008 cedió al Gobierno el 16% de las acciones como pago de una deuda por US$11.5 millones.

En junio de este año, el asesor económico de la Presidencia, Bayardo Arce, viajó a España para negociar con Gas Natural una solución al problema.

El Cosep se reunirá hoy con Arce como parte del diálogo que sostiene la empresa privada con el Gobierno, pero Aguirre no especificó si abordarían el tema de Gas Natural.