•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El pasado 14 de febrero, Día de los Enamorados, Cora Ruiz Alemán no tuvo mucho que celebrar. Un difícil diagnóstico de salud le fue dado a conocer por una unidad móvil del centro de mujeres Ixchen: cáncer cérvico-uterino. Con la noticia, a su mente le sobrevinieron las imágenes de sus tres hijos. La enfermedad está proliferando entre las féminas jóvenes.

En la actualidad, mujeres menores de 35 años son las que mayormente están padeciendo de cáncer cérvico-uterino, acabando con el estereotipo internacional de que son las que están en edades de entre 45 y 50 años las más propensas a padecerlo, explicó Fabiola González, la especialista en salud sexual y reproductiva del centro de mujeres Ixchen.

“Yo me puse a llorar. Yo solo pensé: ¿A quién le dejo a mis hijos si muero? Yo dije: Señor aquí estoy, haz lo que quieras de mí”, recuerda Ruiz Alemán, originaria de la Isla de Ometepe.

Después de cinco viajes a la capital y de la realización de la biopsia, hace tres meses, a Ruiz Alemán la operaron para extirpar el tejido pre canceroso.

En la última jornada de salud sexual y reproductiva que realizó Ixchen, con el apoyo de la Embajada de Holanda, en poblaciones vulnerables del país se detectaron 1,221 casos de mujeres afectadas con el virus del Papiloma Humano, principal agente que causa este cáncer.

El 62% de los casos detectados son de mujeres de entre 13 y 39 años, que estaban excluidas de los servicios de salud.

De ese total, 112 casos eran mujeres de entre 13 y 19 años; 263 casos en féminas de entre 20 y 24 años, y 336 exámenes positivos correspondían a pacientes de entre 25 y 29 años.

“Las mujeres se están enfermando de cáncer a más temprana edad. Hay lugares donde las mujeres atendidas era la primera vez que se hacían el PAP (Papanicolaou). Eso significa que el Minsa (Ministerio de Salud) no tenía cobertura”, dijo la vicepresidenta de este centro, María Marvis Jirón.

Con el programa de Ixchen, que se desarrolló entre abril de 2010 y octubre de 2012, se visitaron 60 municipios vulnerables de Managua, Granada, Masaya, León, Matagalpa, Nueva Segovia, Chontales y Boaco. Además, se hizo la prueba del PAP a 59,380 mujeres.

Sexualidad temprana

Chontales es la zona donde más casos se detectaron, pues 294 mujeres resultaron positivas en la prueba del PAP, seguido de Matagalpa (246), de León (206), de Managua (189), de Nueva Segovia (110), de Masaya (85) y de Boaco (37).

Otro factor determinante y que debe ser una campanada de alerta, es que las mujeres están empezando su vida sexual entre los 12 y los 13 años.

“Eso hace más vulnerable a la mujer de adquirir una infección de transmisión sexual y el virus del papiloma humano, que es el principal precursor de las lesiones cancerosas. En esa medida, a menor edad, el riesgo de presentar las displasias (lesiones en el cuello uterino) se va acrecentando”, manifestó González.

La alarma se generaliza porque un 6% de las mujeres con enfermedades de cáncer cérvico-uterino estaban en un ambiente de violencia intrafamiliar, violencia de género y sexual.

“Eso vuelve a la mujer más vulnerable a adquirir el virus del papiloma humano”, señaló González.

En esta jornada médica, que concluye en marzo de 2013, se utilizan cinco unidades móviles con personas capacitadas. Hasta este momento se ha capacitado a 709 líderes comunitarios. La responsabilidad es ahora del Minsa como principal rector y garante de la salud, puntualizó González.