•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Alcaldesa de Managua, Daysi Torres, señaló que la nueva tabla en la que se hace una reclasificación de los barrios de la capital para cobrar el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, IBI, es una herramienta que heredó de la administración anterior.

“Es algo que ya estaba ahí, no lo ha hecho la administración nuestra y tampoco se le ha incrementado (el IBI) en ningún lado, ustedes pueden comparar las tablas, a nadie se le ha incrementado”, mencionó Torres.

La funcionaria, que prefirió utilizar el término clasificación, en relación al reordenamiento que se hizo en los siete Distritos de la capital, agregó que la nueva tabla no toma en cuenta la posición socioeconómica de las familias, porque a la comuna no se le ocurre --dijo Torres-- calificar como ricos, clase media alta o clase media baja a los pobladores.

“Aquí existen ricos y existen pobres y nosotros no andamos viendo clases sociales (…) Aquí paga el que tiene una buena infraestructura y que tiene una casa en determinado lugar, y debe pagar lo que tabla dice, pero no andamos cobrando en relación a clases sociales. Aquí se cobra en base a lo que vale esa infraestructura, el valor que tiene la casa, al valor que ha sido determinado catastralmente”, manifestó.

Economista recomienda encuestas

El economista Ricardo Zambrana señaló que cualquier cobro de esa naturaleza que implemente la Alcaldía sería un atropello para la población de la capital. Para este experto, cualquier cambio en el cobro debe hacerse en base a parámetros como la encuesta de hogar.

“No se puede tomar decisiones de forma arbitraria, y hacer las cosas de otra forma sería una manera de manipular a la gente solo porque la municipalidad quiere obtener más ingresos. Una reclasificación debe hacerse conforme a ley y de acuerdo a parámetros científicos, no sobre la base de la voluntariedad de funcionarios de la Alcaldía, que lo único que quieren es cobrar más a la gente”, dijo Zambrana.

Una vez que el Concejo apruebe la nueva tabla, entrará en vigencia a partir del año 2013. Sobre el déficit presupuestario que arrastra la Alcaldía de Managua, Torres señaló que una audiencia del Concejo hará una aclaración.

“Es una gran mentira, se los vamos a desnudar en la cara de los concejales mentirosos, para que vean que todo es una mentira”, dijo.