•   Puebla, México  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Décimo séptimo día. La cónsul de Nicaragua en México, María Eugenia Baltodano, aseguró que el gobierno hará todo lo posible para ayudar a las madres nicaragüenses con familiares migrantes desaparecidos.

Las madres nicaragüenses, tras una apretada agenda en Puebla, México, se reunieron con la cónsul a las 9 pm, al finalizar una misa en el albergue iglesia Nuestra Señora de la Asunción.

Al mismo tiempo, la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México tomó los datos de los migrantes nicaragüenses desaparecidos, como parte de las gestiones oficiales de búsqueda.

“Vamos a hacer todo lo posible. Yo tengo la mejor disposición, y esperemos tener buenas noticias después de esta caravana. Nosotros introduciríamos documentación aquí a ProVíctimas como desaparecidos, y (que) nos ayuden a buscarlos”, expresó la cónsul.

ProVíctimas o la Procuraduría Social de Atención a Víctimas del Delito, es una institución gubernamental dedicada a brindar atención integral a las víctimas, tanto legal, social y psicológica, así como acompañarlas hasta lograr, dentro de lo posible, resolver su problemática.

Solo 3 reportes sobre desaparecidos en 5 meses

La representante consular señaló que en los últimos cinco meses --período en el que ella asumió el cargo--, solo se tienen tres reportes de nicaragüenses desaparecidos en México.

Destacó que los familiares deben entender que, dada una situación de esta índole, pueden abocarse a Cancillería en Managua, Nicaragua, para que estos se comuniquen con el Consulado en México y realizar los trámites de búsqueda.

700 nicas están presos

La cónsul Baltodano comentó que tienen a unos 700 nicaragüenses en diferentes Estados de México reportados como privados de libertad por haber cometido algún delito.

Ante la ola de migrantes víctimas del crimen organizado, destacó que lo oportuno es informar y prevenir este tipo de situaciones.

Según datos de la Dirección de Investigación de la Policía Federal de México, de 2008 a 2012, el número asciende a 254,123. Hasta julio de 2012, se reportaron 24,015.

La trayectoria llevó a las madres centroamericanas a hacer presencia ante la Delegación Federal del Instituto Nacional de Migración, INM, en Puebla, donde desplegaron sus pancartas y las fotos de sus familiares, en demanda de apoyo y de una respuesta para encontrar a sus hijos e hijas, algunas víctimas de la trata de personas y otros desaparecidos, de los cuales la última comunicación que tuvieron fue en México.