•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Dirección de Migración y Extranjería de Costa Rica anunció mediante Decreto Ejecutivo N°37327-G, que el cobro de las multas a los extranjeros indocumentados, cuyo monto es de cien dólares por cada mes de estadía irregular en el país, y que debía comenzar a regir desde el pasado 26 de septiembre, se pospuso hasta el mes de abril de 2013.

La directora de Migración, Kathya Rodríguez, dijo que la medida se tomó para dar tiempo a que los indocumentados que pueden aplicar a los cuatro reglamentos transitorios vigentes hasta noviembre y febrero próximos, lo hagan sin tener el contratiempo de las multas.

Patronos con más tiempo

La medida de posponer el cobro también cubre a los empleadores, ya que el Reglamento de Control Migratorio establece que un patrono que contrate a una persona sin permiso migratorio, podría ser multado con un monto que oscila entre dos y 12 salarios bases.

La noticia es un alivio para muchos nicaragüenses que durante los últimos meses estaban preocupados por lo elevado del costo de la multa, que se aprobó en septiembre de 2012.

La multa establece, por ejemplo, que a una persona que se le venció su visa de turista de 30 días, se expone a una multa de cien dólares por mes de estadía irregular, o bien, si no paga el monto, la prohibición de ingreso por un período triple del que estuvo en el país de forma irregular.

Según Rodríguez, la medida da oportunidad a los patronos para que regularicen a empleadas domésticas y trabajadores agrícolas, que con el transitorio IV pueden optar a un permiso de trabajo. Este transitorio vence el 17 de febrero.

“Es como un regalo de Navidad”

Para Quxabel Cárdenas, de Enlaces Nicaragüenses, una organización civil promigrantes en Costa Rica, esta noticia “Es como el regalo de Navidad para muchos nicaragüenses que piensan viajar en diciembre a Nicaragua a visitar a sus seres queridos, y que estaban con la angustia de si los podían multar o prohibir su reingreso a Costa Rica, en Migración de Peñas Blancas.

“Además es una oportunidad para que muchas empleadas domésticas, peones agrícolas y los mismos patronos, agilicen los trámites para regularizar a las y los trabajadores”, dijo.

“Sin embargo, el tiempo de vencimiento de los transitorios se acorta preocupantemente, y es necesario que el Gobierno Central en Managua implemente una política pública de urgencia, apoyando de cualquier forma el trabajo de los Consulados en Costa Rica, ya que no dan abasto en la atención a los miles de compatriotas que a diario acuden de manera desesperada para tratar de obtener una cita para empezar su gestión en Migración”, advirtió Cárdenas.