•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un invierno de regular intensidad fue un gran aliado para el Fondo de Mantenimiento Vial, Fomav, que logró agilizar las mejoras viales programadas para este año, así como las obras de mitigación en algunos puntos críticos del país, expuso a El Nuevo Diario la Directora Ejecutiva de esa entidad, Karen Molina.

Sin embargo, pese a la buena marcha de las obras, algunas se finalizarán hasta inicios del año próximo, tal es el caso de la reparación con carpeta asfáltica de un tramo de la Carretera Panamericana Sur, que se ejecuta entre Nandaime y Rivas.

Dicha obra tiene un costo de C$68 millones, financiados con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, y una contrapartida del Fomav.

Según la entidad, la mayoría de los proyectos de 2012 quedarán concluidos este año, entre ellos los trabajos de reparación del tramo de la Carretera Norte que va del paso a desnivel hasta La Garita Norte, que incluyeron bacheos a lo largo de 6.5 kilómetros, el reforzamiento del pavimento y señalización vial. La inversión en esta zona alcanzó los C$23.7 millones.

Según datos del Fomav, por este tramo de la Carretera Norte circulan a diario un promedio de 22 mil vehículos.

Molina agregó que este año dieron mantenimiento a la Carretera a Masaya, desde el sector del paso a desnivel de la Centroamérica hasta la rotonda de Ticuantepe.

“Esa carretera soporta unos 44,000 vehículos diario, y conocemos todo el problema del tramo de congestionamiento. Ahí colocamos una microcarpeta asfáltica, el monto del trabajo fue de C$30 millones”, precisó.

Para dar mantenimiento a la red vial de la Carretera Panamericana Norte se tuvieron que invertir C$105 millones. Los fondos provenían del Banco Mundial y del Fomav.

Puntos de prioridad

La temporada lluviosa de 2011 dejó varios puntos casi intransitables, uno de ellos en el sector de la cuesta La Gavilana, en la vía hacia Estelí, donde hubo derrumbes por las fuertes escorrentías que bajan de las zonas más altas.

Molina resaltó que este proyecto ha sido duramente criticado por la tardanza en las obras, pero advirtió que estabilizar el cerro es un trabajo complejo.

“Dicen que se ha hecho de hule (tardado mucho), pero no es la reparación de 120 metros (de vía), eso es lo menos, eso es la carretera, lo que nosotros tenemos es un cerro, con una falla geológica muy fuerte, y nosotros implementamos un trabajo bajo estudios geotécnicos”, explicó la funcionaria, tras indicar que a pesar de cualquier obra “el cerro va a continuar teniendo movimientos” y surgirán más emergencias en el futuro.

Es por ello que de forma permanente el Fomav mantendrá en el sitio un equipo de camiones volquetes y cargadoras, para despejar la vía ante eventuales movimientos. En La Gavilana los trabajos tuvieron un costo de C$30 millones.

“El cerro está más estable, pero lleva un tiempo para que termine su proceso de consolidación. Hicimos una obra primaria, pensamos hacer una más… el próximo año”, agregó Molina.